Solo el 2% de los trabajadores del sector tecnológico y digital son mujeres

El sector tecnológico y digital está teniendo un problema de captación de talento generalizado, tanto en Europa como en España. Además, las cifras de participación de la mujer en el sector están bajando, y solo el 15,6% de los trabajadores con perfil técnico del sector digital son mujeres, según el informe ‘Mujeres en la economía digital en España 2018’, realizado por la asociación DigitalES y la consultora Quanticae.

A la presentación del informe acudieron Carmen Calvo, vicepresidenta y ministra de Igualdad, y Eduardo Serra,presidente de DigitalES, que explicó que aunque en las universidades ya hemos alcanzado paridad, el sector tecnológico y digital está muy atrás en representación femenina. Por su parte, Carmen Calvo expuso que «tenemos que estar atentas para resolver las injusticias que heredamos de los roles tradicionales. La perspectiva de género lo es también de justicia, no de cambio en los privilegios».

El informe ha analizado la presencia y participación de la mujer en los estudios y ocupaciones tecnológicas y digitales en España, detectando un retroceso en la participación de la mujer, ya que solo el 3% de las mujeres tituladas en estudios superiores lo son en estudios tecnológicos. Además, cabe destacar que este sector tiene una brecha salarial de un 8,9% frente al 14,2% del resto de sectores.

La transformación digital está suponiendo un reto para la economía y la sociedad de los países, ya que según el informe «puede aportar enormes beneficios a las empresas mientras crea valor para la sociedad, generando puestos de trabajo, mejorando nuestra calidad de vida, reduciendo desigualdades y ayudando a generar una economía más sostenible».

Por otro lado, la precariedad laboral afecta más a las mujeres en España que a los hombres, teniendo tasas de paro más elevadas, ocupando el 74% de los trabajos a tiempo parcial y sufriendo más la temporalidad, ya que firman el 62% de los contratos fijos discontinuos. Por ello, atraer a las mujeres a los estudios tecnológicos y al sector digital es una forma de prevenir las consecuencias negativas de la digitalización y la robotización.

En el 2020, habrá una demanda de 500.000 puestos de trabajo sin cubrir en la Unión Europea en el sector tecnológico, incluyendo tanto a compañías digitales como a empresas que necesitan profesionales tecnológicos. Actualmente, el 5,2% del total de hombres ocupados lo están en empleos relacionados con el sector tecnológico y digital, mientras que en el caso de las mujeres este porcentaje se queda en un 2%.

Según la Comisión Europea, la participación de la mujer en el mercado de trabajo digital al mismo nivel que los hombres podría generar un incremento anual del PIB de 9 millones de euros en la economía europea.

Aunque las mujeres suponen una proporción de los graduados en estudios tecnológicos inferior a la media europea, los datos de participación en el mercado laboral de este sector son más altos, con un 15,6% frente al 13% en Europa.

En cuanto a las diferencias salariales, las mujeres en el sector TIC ganan un 3,1% más que las mujeres de características semejantes en puestos similares de otros sectores, algo que no sucede en el caso de los hombres.

Sin embargo, las mujeres en el sector TIC tienden aún a ocupar puestos peor remunerados que los hombres, lo que muestra el negativo impacto que aún tiene en el sector el «techo de crista». Las principales razones de este problema están en los estereotipos de género, que atribuyen cualidades innatas a cada uno de los géneros, además del «síndrome de impostor» o de la «brecha de ambición» como comportamientos de la personalidad que afectan especialmente a las mujeres.

El informe recomienda identificar y visibilizar modelos femeninos en el sector, y mejorar el enfoque educativo y de formación para incluir y hacer más atractivas las materias relacionadas con la tecnología. Asimismo, se necesita implantar prácticas empresariales más inclusivas en el sector y generar un modelo laboral que fomente la corresponsabilidad en el cuidado de las personas.

Vía: Marketing Directo

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *