Primeros pasos para tu Startup

Todos tenemos al menos una idea ganadora. Lo que hace a los fundadores de startups diferentes es su disposición a actuar para hacer realidad una de esas ideas.

Si estás pensando que tal vez quieras dejar su trabajo diario y establecerse como fundador, puede ser útil reflexionar y hacer un plan, pero, una vez que hayas tomado una decisión, debes ejecutarlo, y rápido.

Una gran parte de la ejecución es simplemente comenzar, pero una vez que hayas empezado, es útil tener una lista de los pasos a seguir para asegurarse de que todo esté en orden.

1. Haz una investigación de mercado

Realizar una investigación de mercado es el primer paso para determinar si realmente tienes una idea que valga la pena seguir. Comienza tu investigación escribiendo el problema que tu idea de negocio estaría resolviendo.

Averigua cuántas personas tienen este problema que estás resolviendo y ve a hablar con ellos. Considera la posibilidad de escribir una encuesta para estos «clientes» potenciales y ver lo que tienen que decir. Después de obtener los resultados, echa un vistazo a la competencia y averigua si eres lo suficientemente diferente (de buena manera) para competir contra ellos.

Conserva todos los materiales de investigación cuando hayas terminado, ya que podrían ser útiles para asegurar financiación más adelante.

2. Asegura la propiedad intelectual

La propiedad intelectual (PI) se refiere al proceso mediante el cual una persona o empresa puede ser propietaria de los derechos de un producto creado. Los ejemplos incluyen patentes, derechos de autor y marcas registradas. Es vital para el éxito de tu empresa que sigas el protocolo adecuado para proteger tu factor de diferenciación.

Al asegurar tu PI desde el principio, te protegerás contra los imitadores. También asegúrate de que tú no eres el imitador, incluso sin darte cuenta. Confirma que no estás violando ningún derecho de propiedad intelectual existente o acuerdos de no competencia, de lo contrario, podrías enfrentar serias ramificaciones legales.

3. Decide sobre la marca

La marca es algo más que simplemente elegir un nombre, se trata de decidir sobre una identidad para tu idea. Quieres elegir algo que te guste, pero también quieres elegir un nombre que transmita la experiencia de usar tu producto y el problema que resuelve.

4. Incorpora el negocio

Incorporar es un gran problema para una startup porque hay muchos aspectos del ciclo de vida que lo afectan y están afectados por él. Incorporar es el proceso de convertir tu negocio en una entidad legal y decidir cómo se estructurará.

Por lo general, las startups se incorporarán como una LLC, una corporación C o una corporación S. Tanto las LLC como las corporaciones S tienen exenciones especiales de impuestos, mientras que una corporación C se considera una entidad sujeta a impuestos.

Además de las diferencias impositivas, hay una serie de otras consideraciones que debes hacer al incorporar. Por ejemplo, la compensación de capital, que es un problema importante al obtener capital, es diferente según la estructura de negocios que elijas.

5. Elige socios co-fundadores

No tener el soporte adecuado para las mejores ideas puede matar tu ejecución. De hecho, algunos inversionistas miran primero al equipo fundador antes de ver la idea al considerar hacer una inversión. Si ya tienes un co-fundador, excelente. Si no, deberías considerar traer a alguien más a tu negocio.

Busca a alguien con un historial sólido con quien tengas, al menos, algo de familiaridad. La característica clave es encontrar a alguien con un conjunto de habilidades que sea complementario al tuyo.

El estilo y la personalidad también son consideraciones a tener en cuenta, ya que trabajarás junto a esta persona todos los días y necesitas saber que puedes lograr los objetivos como equipo.

6. Escribe un plan de negocios

Una forma de poner en marcha tu startup es escribir un plan de negocios. Con la investigación de mercado que realizaste anteriormente, crea tu plan de ataque y decide qué quieres lograr con tu nuevo negocio. Determina los objetivos y los hitos, y qué pasos necesitas para alcanzar esos hitos.

7. Elige un lugar de trabajo

El lugar donde trabajas realmente tiene un efecto en tu startup, ya que estás despegando. Diferentes entornos se adaptarán mejor a diferentes estilos de trabajo.

Muchos fundadores eligen trabajar desde su casa inicialmente para ahorrar dinero, pero otros optan por alquilar en un espacio de coworking, compartir una oficina o alquilar una oficina por sí mismos.

8. Encuentra un mentor

La tutoría es un tema delicado. Primero, debes determinar si tener un mentor es bueno para ti como fundador. Si es así, encontrar al mentor adecuado puede hacer una gran diferencia.

Incluso con la experiencia tuya y de tu co-fundador combinada, un mentor puede proporcionarte una visión profunda de la industria y sabiduría para ayudarte a navegar algunos de los desafíos que se presentan.

9. Aplica a un programa acelerador

Si necesitas algunos recursos y experiencia adicionales, considera aplicar a una aceleradora. Una aceleradora es un programa para empresas nuevas que ayuda a acelerar el crecimiento de la empresa al proporcionar una red de mentores y, en ocasiones, una pequeña inversión.

Estos programas también pueden brindar a tus compañías la oportunidad de presentarte formalmente a los medios de comunicación y a otros miembros de la comunidad durante un día de demostración al final del programa. Sin embargo, tén en cuenta que la mayoría de estos programas requieren una participación en tu empresa.

10. Levanta capital

Para muchas nuevas empresas, el siguiente nivel requiere una inversión financiera en la empresa. Los fundadores otorgan participación en su compañía a inversores ángeles o inversores de capital de riesgo a cambio de dinero y, a veces, consejo. Los recursos pueden ser de gran ayuda, pero pedir inversiones de capital tiene un lado oscuro que debe entenderse antes de seguir adelante.

Si necesitas reunir capital para tu negocio, debes comenzar por decidir cuánto dinero recaudar y cómo afectará a tu startup. Una vez que lo hayas resuelto, debes decidir cómo lo recaudarás, a través del crowdfunding, de un inversionista ángel o de una firma tradicional. Entonces, necesitas practicar tu Presentación o Pitch.

Esta lista no es exhaustiva, y el conjunto completo de pasos que tomará probablemente estará determinado por tu situación individual. Sin embargo, estos pasos deberían ayudarte a comenzar y hacerte un camino hacia un lanzamiento público.

Sinai Carrasco

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *