¿Pensando en emprender? Crear una startup es la respuesta para despegar

El mundo está cargado de personas con buenas ideas, aunque pocas de ellas llegan a materializarse. En algunos casos, falta ese impulso y esa confianza para creer en ti y avanzar. En otros casos, se debe al desconocimiento de lo que es una Startup y a la falta de una metodología para organizar las ideas que se tienen en mente y avanzar hacia un proyecto ganador, es decir, se desconoce  cómo crear una startup.

Para el segundo caso, la metodología Lean Startup es la respuesta que estás buscando si tu idea es de base tecnológica, innovadora o con una elevada capacidad de crecimiento.

En este artículo te daremos unos pasos sencillos para emprender en el medio digital basados en la metodología Lean Startup.

Pasos para hacer de tu Startup una realidad

1. Verifica que tu idea es propia para una Startup

Lo primero es saber si tu idea es realmente propia para una Startup. De acuerdo a la metodología Lean Stratup las ideas que tienen un alto grado de incertidumbre durante la fase del lanzamiento del producto o servicio son las adecuadas para desarrollar con esta metodología. El sistema consiste en crear, medir y aprender con el feedback que se recoge de los clientes potenciales. Es cierto que la metodología fue creada en principio para empresas tecnológicas, pero es también muy eficiente para empresas no tecnológicas cuando su emprendedor tiene conocimientos muy reducido de su mercado o del modelo de negocio a emprender. También es adecuada en un mercado de alta incertidumbre como los negocios online.

2. Define tu propuesta de valor

Es necesario saber diferenciarse de la competencia, reconocer y saber transmitir cuál es esa propuesta de valor que diferencia nuestra idea de otras que ya están en el mercado. Pregúntate que hará tu producto mejor que otros ¿será más funcional, económico, más accesible, más didáctico?

3. Investiga el mercado

Lo siguiente es investigar en el mercado a tu competencia. La competencia puede estar haciendo productos idénticos a los tuyos, tu tarea es encontrar estos productos y analizarlos, saber las necesidades que resuelve y el grado de satisfacción que tienen los clientes. Sin embargo, también es competencia aquellos productos que resuelven las mismas necesidades que pretendes resolver, aunque no sean productos parecidos.



4. Define tus early asdopters

Los early adopters son esos clientes potenciales ideales para tus productos. Se trata de personas visionarias que entienden el potencial de lo que haces y no hay que salir a convencerlas. Ellos están interesados en el rubro que desarrollas y no necesitan perfecciones, incluso están interesados en ayudarte a mejorar el producto con sus críticas y opiniones. Es posible que se atraigan con un precio más bajo al mercado, alguna participación en el proyecto o simplemente por alguna ventaja que satisfaga su necesidad de vanguardista en el sector. Muchas veces se tratan de personas que ya están probando estos productos en el mercado, pero se encuentran insatisfechos.

5. Describe tu modelo de negocio con un lienzo Canvas

El lienzo del modelo de negocios Canvas es una herramienta sencilla que te permite visualizar rápidamente elemento importantes de tu negocio como la segmentación de los clientes, la propuesta de valor, la relación con los clientes, la estructura de costos, las tareas básicas y las personas que necesitas para impulsar el proyecto.

6. Crea un Producto Mínimo Viable

Lo siguiente es crear un producto ágil, una especie de prototipo del producto para contestar hipótesis acerca del mercado y del producto que se necesita. El producto mínimo viable, no se trata de un producto perfecto, al contrario, es un producto básico que mejorará con el feedback de los early adopters. Si se trata de un servicio lo que estás construyendo puedes enfocarte en un mapa de procesos para visualizar las diferentes interacciones con el cliente y formular las preguntas que te ayudarán a resolver hipótesis.

7. Crea un plan

Finalmente, llega el momento de hacer el plan de tu negocio basado en las certezas que te ha proporcionado el hecho de seguir la metodología Lean Startup. Este plan debe incluir un análisis financiero tomando en cuenta el punto de equilibrio (punto en que los costos fijos y variables se encuentran cubiertos) y las proyecciones de ingresos que se espera conseguir.

Alejandro Pacheco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *