Más de la mitad de las empresas españolas cerrarán 2020 con pérdidas

Una encuesta de McKinsey & Co. a más de 2.200 pymes europeas desvela que el 70% han visto reducirse sus ingresos y el 50% prevén quebrar en 12 meses si su facturación no se recupera. El 89% de las pymes españolas encuestadas considera que el estado de la economía es débil o extremadamente débil.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha asegurado este miércoles que más de la mitad de las empresas españolas cerrarán 2020 con pérdidas, una situación que prevé aún más desfavorable en el caso de las pymes, especialmente en los sectores de comercio, hostelería, restauración, ocio, transporte y almacenamiento, entre otros.

Además, Hernández de Cos ha advertido de que el coronavirus ha provocado “una cierta destrucción del tejido productivo”según recoge Cinco Días, señalando que el número de empresas en situación de alta en la Seguridad Social se ha reducido en casi 84.000 compañías entre finales de febrero y finales de septiembre, lo que supone una reducción del número de empresas del 6,1% respecto a 2019.



Sin embargo, la destrucción de masa empresarial podría no haber tocado fondo, tal y como revela una encuesta de la consultora McKinsey & Co. acerca de las previsiones de más de 2.200 pymes europeas para los próximos 12 meses y su opinión acerca del estado de la economía. Estas compañías suponen más de 2 tercios de la mano de obra y más de la mitad del valor añadido de sus economías, según Bloomberg.

En el estudio, se desvela que 1 de cada 2 pymes de estos 5 países prevé tener que declararse en quiebra si sus ingresos no remontan en los próximos 12 meses, mientras que un 70% reconoce que su facturación se ha reducido en los últimos meses, un porcentaje que se supera en España e Italia y que muestra el impacto de la pandemia de coronavirus en las pequeñas y medianas empresas de las 5 mayores economías de Europa.

En cuanto a sus previsiones, la encuesta de McKinsey desvela que el pesimismo es mayoritario entre las pymes europeas, aunque son las pequeñas empresas españolas las que revelan las estimaciones más negativas. Así, el 56% de las pymes españolas encuestadas considera que el estado de la economía es extremadamente débil, frente a un 23% que manifiesta la misma opinión en Alemania o un 33% en Francia.

No obstante, las pymes italianas son las más pesimistas, con un 90% señalando que la economía está débil o muy débil, frente al 89% de España, el 86% en Reino Unido, el 77% en Francia o el 61% en Alemania, que es además el país en el que más empresas aseguran que la economía está muy fortalecida, con un 10%, frente al 4% de pymes españolas o el 2% de italianas que reflejan ese grado de optimismo.

De hecho, la difícil situación de las pymes durante la pandemia ha motivado que la Comisión Europea, el Banco de Inglaterra y los ministerios de Economía de Alemania y Francia hayan analizado durante el verano planes para emprender la compra de participaciones en este tipo de pequeños negocios para evitar su bancarrota por el coronavirus.

*Artículo original publicado por Adrián Francisco Varela en Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *