Las ofertas: donde el email marketing es el rey indiscutible

El email marketing tuvo un momento de crisis, al menos en apreciación por parte de los responsables de marketing, cuando aparecieron las redes sociales y de pronto todo el monte parecía orégano. Pero, como bien dice la sabiduría popular, nunca todo el monte es orégano y por tanto las redes sociales no eran la solución mágica a todos los problemas que se esperaba y que se estaba dando casi por sentado. Los cambios de algoritmo y el hundimiento del alcance orgánico que protagonizaron las redes sociales (especialmente Facebook) hicieron que las cosas se acabasen viendo de otra manera y que el email marketing volviese más que reforzado.

En realidad, nunca había dejado de estar ahí y nunca había dejado de dar resultados. Incluso en los momentos de más elevado entusiasmo entre los marketeros por las redes sociales, el email marketing continuaba ofreciendo resultados. Ahora, los responsables de marketing valoran que tienen más control de lo que dicen y de quién lo recibe y que pueden controlar mucho mejor la información y lo que logran de los envíos. El ROI del email marketing sigue siendo muy bueno y destacado.

Pero lo cierto es que no solo los responsables de marketing ven con buenos ojos al email marketing, también lo hacen los propios consumidores. Cierto que no todo vale y que los envíos masivos y molestos no logran conectar con esas audiencias: los consumidores no ven con buenos ojos que las empresas abusen de sus envíos o que lancen contenidos irrelevantes. Eso sí, cuando los contenidos se ajustan a lo que quieren y esperan los ven de manera positiva.

Y ¿qué esperan? La clave está en las ofertas.

Los mails, favoritos
Como apuntan en un análisis de eMarketer partiendo de datos de un estudio de iVend Retail, los consumidores siguen usando el email para recibir mensajes de las marcas (tanto que es el método más popular entre los usuarios de todo el mundo cuando se les pregunta por cómo quieren recibir contenidos de las empresas) y de todos esos contenidos los que llevan ofertas son los que se ven con mejores ojos. Los de ofertas y promociones son los mails que logran más engagement y lo logran para los consumidores de todas las edades.

Viendo estas afirmaciones partiendo de datos se ve todo esto más claro. Un 62,9% de los consumidores prefiere que las empresas le envíen información a través del correo electrónico, frente al 43% que lo quiere en una app, el 25,2% que prefiere redes sociales, el 19,6% que se queda con la web de la empresa o el 18,1% que lo quiere en el correo tradicional. Solo un 6,2% de los consumidores de todo el mundo reconoce que no quiere recibir ningún tipo de comunicación por parte de los vendedores.

Esto ocurre incluso en las generaciones más jóvenes: entre los millennials, como apuntaba otro estudio, el 63% de los consumidores prefiere que las empresas les manden mails.

El contenido favorito, las ofertas
Y, de todos esos mails, los consumidores valoran más las ofertas. Un estudio estadounidense concluía que el 41% de los consumidores era más proclive a abrir un correo electrónico de una marca si el asunto dejaba claro que era una oferta.

Los propios consumidores no ocultan esa preferencia. Otro estudio apuntaba que el 49% de los consumidores reconocía que los emails de las marcas los ayudaban a hacer compras cuando incluían los últimos descuentos y las últimas ofertas. Esto superaba al 32% que se dejaba guiar por los envíos de nuevos productos, el 32% por recordatorios de compra, el 29% por opiniones de productos o el 26% de productos similares a los que había comprado online.

Via: Puro Marketing

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *