Las mujeres maduras creen que la publicidad las enreda en una auténtica madeja de clichés

La publicidad, que bebe descaradamente los vientos por la juventud y no parece no querer mirar más allá, hace el vacío a las mujeres mayores y cuando tiene a bien posar sus ojos en ellas, es habitualmente para estereotiparlas.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por la agencia de medios UM y el “think tank” Credos, el 44% de las mujeres de más de 50 años considera que la publicidad se muestra ridículamente condescendiente con ellas. Y el 27% cree que los anuncios contribuyen a engendrar estereotipos negativos sobre su grupo de edad.

El informe, que fijó la mirada en 1.000 mujeres adultas, pone de manifiesto que el 31% de las féminas de todas las edades siente que la publicidad las trata de manera absurdamente paternalista. Aun así, este sentimiento zahiere con más fuerza a las mujeres mayores.

Casi la mitad de las mujeres maduras (el 45%) coincide en señalar que la sociedad espera de ellas que se hagan más y más invisibles a medida que cumplen años. Este porcentaje escala hasta el 61% entre las mujeres afectadas por la menopausia.

Deteniéndose específicamente en las actitudes de las mujeres menopáusicas, el estudio concluye que aproximadamente la mitad de las féminas considera que la menopausia no ha sido representada jamás de manera 100% auténtica por ninguno de los canales bajo los cuales se guarece la cultura popular.

Particularmente torpe a la hora de retratar la menopausia se muestra la publicidad. El 74% de las féminas sostiene que los anuncios fracasan estrepitosamente a la hora de realizar un retrato mínimamente sensible de la menopausia.

El 42% de las mujeres menopáusicas se lamenta, por otra parte, de que la publicidad se empeñe en retratarlas como personas totalmente ajenas a la tecnología. Otro cliché sobre las mujeres maduras ampliamente difundido por la publicidad es que aquel que hace hincapié en su naturaleza eminentemente maternal y anticuada (32%).

Las mujeres menopaúsicas atribuyen el fallido retrato que de ellas hace la publicidad a la falta de comprensión (65%) y a la ausencia de conversaciones sobre la menopausia (61%).

En lo concerniente a las marcas, el estudio de UM llega a la conclusión de que los anunciantes desperdician un auténtico filón marketero cuando se empeñan en soslayar a las mujeres maduras. No en vano, el 24% de las mujeres menopáusicas admite gastar más tiempo y más dinero en actividades de fitness. El 28% invierte también más dinero en productos cosméticos y el 22% hace lo propio en lo referente al gasto en vacaciones.

Vía: Marketing Directo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *