Las empresas aceleran su transformación digital

Aunque el concepto de transformación digital lleve ya un tiempo rondando por los «mentideros» de los negocios como algo que hay que abordar sí o sí, su aplicación práctica aún no está muy clara. En este artículo vamos a aclarar qué es la transformación digital de una empresa y los pasos a seguir para llevarla a cabo con éxito.

Ser una empresa española de transformación digital no solo pasa por la adquisición de equipos tecnológicos, sino también implica un cambio de mentalidad y una adaptación de los procesos al nuevo mercado. No hay que olvidar que la estrategia digital de muchas pymes se ha acelerado con la pandemia y, lo que antes iba a tardar unos pocos años ahora hay que hacerlo en días.

Pasos para conseguir una revolución digital

Según la wikipedia, la transformación digital es el cambio que se produce en las compañías al aplicar y aprovechar el uso de las tecnologías. Esto significa que una empresa no puede decir que está llevando a cabo una revolución digital por el simple hecho de usar un ERP, o tener una campaña de marketing de contenidos o vender online a través de, por ejemplo, redes sociales.

Sin duda todo esto es importante a la hora de convertirse en una empresa digital, pero no es suficiente. Para afrontar una verdadera revolución en la era digital, habría que seguir, entre otros, los siguientes pasos:

  1. Acudir a una consultoría de transformación digital. Estos profesionales son quiénes más saben sobre del tema y quiénes mejor pueden explicar para qué sirve la transformación digital y establecer una hoja de ruta a seguir. No olvidemos que no todos los negocios pueden adoptar un mismo guion, depende del sector en el que se encuentren, el tipo de cliente, madurez de la compañía, etc.
  2. Revisar y, si es necesario, cambiar la forma de trabajar. Para que este proceso tenga éxito, es muy importante que todos los trabajadores se involucren en ello. De nada sirve implantar un programa de gestión empresarial si no se usa o se hace a medias o mal. Actualmente existen metodologías diseñadas, con eficacia comprobada, para que todo el mundo en la organización se comprometa a llevar a cabo la transformación en la medida de sus posibilidades.
  3.  Formación. Implantar soluciones digitales en pymes que sean muy analógicas no es nada fácil. El papel del empresario va a ser clave en este proceso, ofreciendo a sus empleados programas de formación para animarlos a digitalizarse. Es importante incidir en las ventajas que las tecnologías les reportará en su trabajo, mucha gente aún tiene cierto miedo a afrontar el uso de herramientas informáticas para procesos que siempre han hecho de forma manual.


Ventajas de una economía digital

Hace tiempo que quedó claro que el camino hacia la transformación digital era inevitable y que los negocios que no lo emprendieran, no sobrevivirían. La llegada inesperada de la pandemia ha servido para demostrar que esto era más que cierto, de hecho, para las empresas más pequeñas, contar con ciertos elementos, como una web ha supuesto su única tabla de salvación estos meses.

El mercado ya se encuentra inmerso en una economía digital, que le va a reportar, entre otras, las siguientes ventajas:

  • Nuevas perspectivas de negocio y fuentes de ingresos: no solamente se va a poder ampliar las fronteras de la empresa, sino que se van a hacer visibles para clientes que estarán interesados en sus productos y/o servicios.
  • Más información sobre lu audiencia. Todo lo que se digitaliza almacena datos que, una vez analizados, ayudan a conocer al cliente y tomar mejores decisiones con respecto a ellos, lo que se traduce en mayor ventas y fidelidad.
  • Más innovación. El buen uso de la tecnología abrirá muchas más opciones para mejorar una empresa.
  • Aprender a desarrollar una comunicación digital. Esto es clave dentro de un buen plan de marketing, ya que se establece un mejor intercambio de información entre la empresa y el cliente que también se notará en el aumento de la facturación.

En definitiva, la pandemia ha acelerado la necesidad de una transformación digital en empresas de todos los tamaños. Esto no solo significa digitalizarse, sino cambiar la cultura y la forma de hacer las cosas dentro de una organización. Todo un reto, sin duda, pero que puede llevarse a cabo con el apoyo de una consultoría especializada en procesos de transformación digital.

Vía: Muy Pymes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *