La empresa española se defiende bastante bien de los ciberataques

Aunque solo el 16% de los ciberataques contra empresas españolas tiene éxito, eso sigue suponiendo que cada compañía todavía se enfrenta a una media de 34 brechas de seguridad al año que provocan daños o conllevan la pérdida de activos de gran valor.

Los ciberataques contra empresas españolas se han duplicado durante el último año. Y, pese a ello, nuestras compañías consiguieron detener hasta el 84% de estos incidentes, muestra de la creciente ciberresiliencia y la capacidad de nuestras organizaciones para operar grandes presiones de seguridad.

Al menos asegura un nuevo estudio de Accenture, según el cual estas capacidades no harán sino incrementarse en los próximos años, en tanto que el 35% de las empresas planea duplicar su inversión en seguridad en los siguientes tres años.Aproximadamente la mitad de dichas inversiones se centrará en tecnologías de vanguardia como el aprendizaje automático, la Inteligencia Artificial (IA) y la automatización.

El estudio se ha centrado en los ataques concentrados, es decir, aquellos que tienen el potencial de penetrar las defensas de la red y causar daños o extraer activos y procesos de gran valor. A pesar de la creciente presión de los ataques ransomware, cuya frecuencia se duplicó durante el pasado año, el informe revela que las compañías están mejorando sus sistemas y actualmente están evitando la gran mayoría de ataques concentrados. Sin embargo, ese 16% de ciberataques exitosos significa que las empresas todavía se enfrentan a una media de 34 brechas de seguridad al año que provocan daños o conllevan la pérdida de activos de gran valor.

Los equipos de seguridad en nuestro país logran encontrar el 66% de las brechas, dato ligeramente mejor que la media mundial (63%), y, por ello, colaboran con otras empresas externas para identificar el resto de los errores de seguridad. De hecho, estos datos subrayan la importancia del esfuerzo colaborativo entre el sector empresarial y las administraciones públicas para detener ciberataques. A la pregunta de cómo descubren esos ataques que su equipo de seguridad ha sido incapaz de identificar, los encuestados indicaron que el 70% son descubiertos por el resto de los empleados de la compañía, lo que nos sitúa, de nuevo, por encima de la media mundial que está en el 66%.

Por otra parte, nuestro país es uno de los más rápidos a la hora de detectar un fallo de seguridad. Así, el 16% de los ataques se detectaron en menos de un día, frente al 12% global. El 38% se detectaron en un período de una semana (en contraposición al 43% mundial) y el 35% en un mes, en línea con la cifra global de 34%.

Finalmente, si bien los incidentes externos continúan suponiendo una seria amenaza, las empresas no deben olvidarse de que también tienen al enemigo en casa. Precisamente, dos de los tres ciberataques más frecuentes y que causan mayor impacto son los ataques internos y la información publicada accidentalmente, siendo esta última el 58% de los casos en nuestro país.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *