Estos son los modelos del startups que sobrevivirán a la crisis del coronavirus

España es un país de autónomos y pequeños negocios. La crisis del Covid-19 está afectando, sobre todo a las pymes y los trabajadores por cuenta propia. Y es que, debido a la complicada situación que están viviendo todos los ciudadanos y empresas de este país es probable que se acaben perdiendo medio millón de negocios una vez pase la crisis del coronavirus, según cálculos del presidente de ATA, Lorenzo Amor,.

La crisis sanitaria y económica ha tenido impacto, de una manera u otra, en todos los sectores, también en el ecosistema emprendedor más tecnológico. Si la situación se prolonga un periodo mayor de tres meses, los datos no son tan halagüeños. Así, según un informe Wayra España – hub de innovación de Telefónica – el 20% de los emprendedores cree que sus proyectos no sobrevivirán si eso sucede. Los emprendedores priorizan ahora la gestión de la liquidez, al prever caídas en sus ingresos de hasta el 50% respecto a lo previsto, y una mayor dificultad para financiarse los próximos meses. Para esta gestión, las medidas adoptadas con mayor frecuencia son la reducción de costes operativos, del número de empleados y de la inversión en marketing.

De acuerdo con los resultados del estudio, las startups que perciben un mayor riesgo son aquellas a las que la crisis les ha pillado buscando inversores, situación en la que se encuentra el 54% del total. Entre ellas, las más afectadas serían las startups de turismo, retail y servicios para el hogar, también aquellas startups B2B cuyos productos requieren un cierre de la venta presencial.

Una de cada cuatro saldrá beneficiada de la crisis

A pesar de las dificultades, una de cada cuatro startups considera que la situación actual es positiva para su negocio porque contribuye a acelerar su proceso de digitalización, aunque también piense que la inversión en soluciones innovadoras se verá afectada en el corto plazo. De estas, un 42%% espera que el impacto positivo se refleje en un incremento de ingresos de entre el 20% y el 50%.

Los sectores más favorecidos son, hasta el momento: negocios tecnológicos, proyectos relacionados con telecomunicaciones, teletrabajo,logística relacionada con comercio digital, vídeo, dispositivos, ciberseguridad, soluciones en la nube. En definitiva, los negocios digitales.

En cuanto al futuro, los emprendedores son optimistas: solo un 6% de las startups piensa que cesará su actividad de inmediato y un 57% de ellas considera  que una  vez pase el confinamiento su actividad volverá a la normalidad. Entre las principales tendencias que se verán reforzadas tras esta crisis, los emprendedores destacan: la adopción de canales de atención digital, la digitalización de la pequeña y mediana empresa, el crecimiento de productos que mejoren la eficacia del uso de la nube o, en el caso de Latinoamérica, una aceleración de la digitalización de pagos.De hecho, tal como informan muchos CEO´s, «se trata de una situación que ha llegado para quedarse». A lo que añaden que «solo sobrevivirán los que se sepan adaptar a las nuevas tecnologías».

La mayoría de las startups han sabido implementar el teletrabajo. Tanto es así que un 85% afirma haberlo hecho con total normalidad y sin que esto haya afectado a la dinámica de su negocio. No es de extrañar, por tanto, que el 72% de los emprendedores prevea mantener o aumentar su número de empleados durante los próximos tres meses.

Los emprendedores están apostando , en muchos casos, por reorientar sus modelos de negocio para apoyar a la sociedad en el momento actual. En concreto, el 59% de las startups está liderando acciones orientadas a generar un impacto positivo durante la crisis, dato que en España sube un punto hasta alcanzar el 60%. Las más frecuentes están relacionadas con el desarrollo de contenidos gratuitos y las licencias para centros de salud y sectores afectados. Entre las iniciativas más destacadas se encuentran: la producción de material sanitario con impresoras 3D, el transporte gratuito para trabajadores sanitarios o el desarrollo de aplicaciones junto a los gobiernos para el testeo y trazabilidad de los empleados sanitarios, aunque hay muchísimas más.

Casos de startups españolas a las que les va mejor

Hay startups españolas que han reinventado su negocio en plena pandemia. Por ejemplo, Nannify, es una app que ayuda a las familias a encontrar su niñera de confianza. Se trata de un modelo de negocio que, a primera vista, habría salido más que perjudicado de la crisis sanitaria y económica. Sin embargo, se ha digitalizado, está experimentando un enorme boom en pleno confinamiento por el coronavirus, facturando lo mismo en marzo que el año pasado.

Ahora ofrece canguros virtuales. “Rápidamente pensamos en una solución para adaptarnos y lazamos las actividades online, que son actividades dinámicas y muy lúdicas”, cuenta la fundadora de la app Nannify, Claudia de la Riva. A lo que añade: “Nos ha aumentado mucho la demanda. La primera semana tuvimos 200 niños, la segunda 400, la tercera casi 700 y la cuarta más de 1000”. Tanto es así que están en búsqueda de más perfiles para poder absorber todo el volumen de trabajo.

También cabe mencionar que ya “no solo ayudan a los padres, sino también a empresas que se han dado cuenta de que no tenían un beneficio social para la parte de conciliación”. Además, desde su punto de vista, “es una tendencia que ha llegado para quedarse”.



Otro claro ejemplo We Are Knitters, un negocio especializado la venta de kits para tejer lana y algodón y tutoriales para tejer. Y es que, ha multiplicado su facturación en las últimas semanas. La actividad ha crecido tanto que marzo puede convertirse en un mes histórico para ellos. De hecho, en un solo día han llegado a facturar 100.000 euros. ¿El motivo? Creen que la gente ahora no solo tiene más tiempo sino que tejer tiene un fin terapéutico. Lo llaman el yoga del siglo XXI.

Por su lado, Satislent, la startup madrileña de alimentación inteligente, ha registrado ventas cinco veces superiores a las habituales, pasando a facturar 15.000 euros semanales durante la cuarentena. En este sentido, no solo cuentan con más clientes, sino que han aumentado el gasto medio por pedido.

Los emprendedores cuentan que “Satislent es una comida completa en forma de batido. Cada ración aporta un tercio de los valores medios recomendados de todos los nutrientes que necesita adulto medio según los organismos internacionales”. Su mensaje es “una comida en un práctico batido o barrita. Gana Tiempo, Invierte en Salud. Desde 2 euros la comida”.

Mientras muchos negocios de alimentación bajan su facturación, esta startup ha crecido como nunca. En una sola semana han llegado a facturar más de 30.000 euros. ¿Un dato curioso? El gasto medio por pedido también se ha disparado, de los 50 euros de media hasta los 150 por cliente. Algunos de ellos han llegado a gastar más de 1.000 euros en un solo pedido.

ALEJANDRA USED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *