En la era del confinamiento llegan (para quedarse) las orgías de compras vía app

Atrás quedaron las orgías consumistas, esas que practicábamos paseándonos de tienda y tienda y adquiriendo artículos despreocupadamente (para luego darnos algún que otro susto al contemplar el extracto de nuestra tarjeta de crédito). El coronavirus ha impuesto nuevas normas a la hora de comprar. Y aun en aquellas partes del mundo que ya han iniciado la desescalada, el «shopping» implica llevar mascarilla y comprar dejando atrás las multitudes, puesto que las tiendas tienen un aforo limitado para respetar la distancia social.

El consumismo más desbocado en las tiendas físicas de toda la vida está actualmente bajo mínimos, pero tampoco se ha esfumado del todo y se está refugiando en los brazos de apps como Pinterest, TikTok o Instagram.

El denominado «social shopping» (aquel que echa raíces en las redes sociales) está actualmente en la cresta de la ola. Solo en marzo las interacciones en las redes sociales con los retailers pegaron una zancada de más del 300%, según Storyclash. ¿El culpable de tan meteórico crecimiento? El confinamiento solapado a la pandemia del COVID-19.

En Pinterest en particular el número de usuarios que compran directamente a través de su app se ha incrementado en un 50% con respecto al año pasado (y parece que todo ha sido cortesía del coronavirus).

Los denominados «shoppable pins» son el particular instrumento de Pinterest para inocular en sus usuarios el consumismo más desaforado. Y la sombra de los «shoppable pins» se cobijan no solo retailers con el foco puesto en la ropa o en la decoración sino también fabricantes automovilísticos como Toyota (en Estados Unidos al menos).

Así y todo, no todas las marcas pueden vender sus artículos en Pinterest. Es necesario que sean antes verificadas (para a continuación poder volcar todo su catálogo en la red social).

El coronavirus ha dado fuelle en las últimas semanas al «social shopping»

Instagram cuenta también desde tiempo con un espacio reservado a las compras: «Tienda» (donde el usuario puede descubrir para después adquirir miles de productos). De acuerdo con las cifras barajadas por la red social, aproximadamente 130 millones de personas en todo el mundo hacen clic cada mes en posts con el foco puesto en el «shopping».



También en YouTube el «shopping» está firmemente apalancado desde hace tiempo. En esta plataforma los influencers hacen partícipes a sus seguidores de sus compras en las tiendas y suben vídeos (que acumulan miles de visualizaciones) con la etiqueta #Shopwithme. A los productos mostrados en los tales vídeos el usuario accede mediante links mostrados en la descripción de los clips.

Todavía más fácil se lo pone a sus usuarios a la hora de comprar la red social de modaTikTok. En esta red social aparecen en los vídeos que suben sus usuarios los denominados «shopping buttons», que con un simple clic redirigen al comprador a la tienda online donde puede adquirir el producto en el que ha puesto sus ojos

Esta funcionalidad de nueva hornada, bautizada con el nombre de «Shop Now», está ya disponible desde hace tiempo en la versión china TikTok. En el gigante asiático el «social shopping» disfruta de muchísimo predicamento y acumula cientos de miles de visitas y de «likes» en TikTok.

La funcionalidad «Shop Now» es accesible única y exclusivamente a usuarios con más de 8.000 seguidores y al menos 10 publicaciones. Aun así, y pese a las limitaciones, en el día de su estreno en China el botón «Shop Now» generó la friolera de 24 millones de euros en ventas, según recoge Computer Bild.

Consciente del éxito de esta funcionalidad, algunas empresas la están testeando ya fuera de Asia. Es el caso de Levi’s, que mediante el botón «Shop Now» ha conseguido duplicar las visualizaciones de sus productos en su tienda online. La célebre marca estadounidense de tejanos cifra ya en un 15% la proporción de ingresos cosechados a través de los canales digitales y las redes sociales (el doble que hace tres años). En vista de su éxito, la estrategia de Levi’s será probablemente emulada por más marcas.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *