Una startup ayuda a autónomos rurales a digitalizarse y predecir el comportamiento de sus clientes

La mayoría de los pequeños negocios en España no cuentan con herramientas ni soluciones para digitalizar sus procesos. Según el último informe de Fundación Telefónica, Sociedad Digital en España 2019, el número de pymes que utilizan, por ejemplo, el Big Data o almacenamiento de datos para el análisis asciende apenas al 10%. El porcentaje es todavía menor en el entorno rural.

En los últimos años, algunas startups se han lanzado a ofrecer diferentes herramientas tecnológicas en la España Vaciada. Sin embargo, hay muy pocas que realmente introduzcan estas soluciones en los pequeños negocios rurales. Precisamente para ayudar a estos autónomos y reducir la brecha digital que todavía existe, la startup Neuromobile puso en marcha un proyecto que consiste en poner al alcance de las actividades rurales algunas aplicaciones que predicen el comportamiento del consumidor y ayudan al autónomo a adaptarse a la demanda. 

En 2014, Neuromobile se especializó en la predicción del comportamiento de los clientes para incentivar el consumo urbano y su trabajo se ha centrado principalmente en el área comercial y la prestación de servicios a cadenas de tiendas como Juguettos, Pandora o Teashop, entre otros, según informó su fundador Raúl García.

El crecimiento de la startup estaba siendo tan positivo que, de no ser por la llegada de la crisis sanitaria, ahora mismo estarían monitorizando un gran número de bares en España y recabando información para más de 14.000 tiendas en Rusia del grupo X5 Retail, el líder de los supermercados en el país y al que suelen equiparar como el ‘Mercadona ruso’. Eso sí, aunque la situación epidemiológica ha frenado ambos proyectos, García aseguró que “no se han caído, sólo paralizado”.

Aumentar hasta un 63% la afluencia de público en los comercios

Ahora, la startup se abre camino por una tercera vía: el comercio de proximidad. Concretamente, el nuevo proyecto que ha puesto en marcha este emprendedor se centra en ayudar a los autónomos y pequeños negocios de la comarca vasca de Enkarterrialde, a través de soluciones y servicios digitales que fomenten tanto el turismo como el propio consumo de la población local. Las primeras pruebas realizadas en torno a su tecnología, mostraron un crecimiento en la afluencia de público de hasta el 63% tras diversas campañas emprendidas desde la plataforma.



Digitalizarse no siempre significa tener una página web

Para el fundador de esta startup, el problema radica en que las iniciativas de digitalización de pequeños negocios no suelen ir más allá de poner en marcha una página web para el comercio. Sin embargo, para García, lo de verdad importante es contar con un equipo de gestión profesionalizado que sea capaz de “sacarle partido” a las posibilidades que ofrece la tecnología en concreto para cada negocio.

Precisamente, García insistió en la idea de que “no a todo el mundo le vale una market place». Y para entenderlo puso el ejemplo de los mercados locales. «Tú no pides online a tu frutería de abajo. Por eso, no siempre se tiene que digitalizar al tendero, sino al sector del tendero para que cada cual entienda qué le puede ofrecer la tecnología y cuál es la mejor vía para sacarle partido», concretó.

Gymkanas, rutas de tapas y cupones para incentivar el consumo

Con este objetivo surge el proyecto desarrollado por Neuromobile en la comarca rural de Enkarterrialde, en el País Vasco, formada por una decena de municipios que albergan unos 32.000 habitantes. La iniciativa pretende reactivar la economía local de la zona para lo que pondrá a disposición de los ciudadanos un canal digital, similar al de una aplicación móvil, con el que podrán conseguir ofertas y descuentos tras acceder a diferentes servicios diseñados para ellos. La idea es estudiar el comportamiento de la población con el comercio, las instituciones y las asociaciones de la zona para dar con la iniciativa más adecuada en cada caso. 

Al mismo tiempo, la startup llevará a cabo otra estrategia similar enfocada en este caso al impulso del turismo local. Lo hará a través de gymkanas que den a conocer los pueblos de la comarca, las rutas de tapas por los bares de los distintos territorios. También se entregarán cupones y tarjetas de fidelización en el entorno.

En definitiva, “queremos ver cómo se comportan esos turistas en las distintas zonas de la comarca y cómo interactúa el ciudadano con las distintas poblaciones a nivel comercial”, apuntó García. También se lanzarán acciones encaminadas a un estilo de vida que cuide del medio ambiente, a través de campañas “que den puntos” por el uso de bolsas reutilizables en los mercados o por asistir a charlas sobre reciclaje que impartan las instituciones de la localidad, entre otras.

A través de la plataforma, se recoge información detallada sobre la interacción de cada cliente con cada propuesta como, por ejemplo, el interés mostrado en las visitas a los establecimientos.

Su tecnología permitió desarrollar una app similar a RadarCovid

La tecnología de Neuromobile, basada en técnicas de localización indoor, permitió al equipo diseñar rápidamente una aplicación de seguimiento, similar a la ya conocida RadarCovid. “Al cuarto día de estar encerrados, nosotros ya lo teníamos”, contó García. Sin embargo, las administraciones públicas a las que se la ofrecieron descartaron su propuesta.

Actualmente, la startup cuenta con 11 trabajadores y prevé una facturación de medio millón de euros para este 2020. Además del mundo rural, han cerrado otro negocio con el que asumen la gestión online de 600 comercios en el centro de Bilbao.

GEMA SIFUENTES

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*