4 claves para comunicarte mejor y tener éxito

Office Environment in a diverse office

A veces le damos muchas vueltas a un email de trabajo que tenemos que enviar, o nos cuesta pedir ayuda cuando lo necesitamos. Hoy te explicamos cómo comunicarte mejor de manera concisa, sencilla y eficaz para tener éxito en el mundo laboral.

Si estás buscando trabajo, necesitarás establecer comunicación con personas para conseguir el puesto; si ya tienes un empleo, es probable que necesites ayuda para llevar a cabo ciertas tareas. Para ambas situaciones, tener una comunicación simple y concisa te ayudará notablemente.

Esto es así ya que todas las personas tienen sus propias tareas a realizar, y disponen de poco tiempo. Así que si aprendes a ser una persona simple y concisaen tus comunicaciones, estas cualidades te serán de grata ayuda en el camino hacia tus metas. Estos consejos pueden hacer que tu andadura hacia tus objetivosen los que necesitas de otros sea más fructífera:

1. Envía emails con ideas claras y precisas

Si escribes correos electrónicos muy largos o con mucha información, es posible que la respuesta de la persona que lo recibe sea más tardía. Tienes que cuidar muy bien la forma en la que estructuras tu mensaje, comenzando por escribir un asunto que delimite las ideas principales en las que te quieres centrar y explique al interlocutor lo que va a encontrarse posteriormente cuando abra tu mensaje.

Muchas veces enviar un email no es la mejor opción para obtener un feedback rápido, así que debes medir si tal vez la comunicación que quieres realizar sea más útil a través de una llamada telefónica u otro medio de comunicación.

Para ello tienes que ponerte en el lugar de la persona que recibirá tu mensaje, y pensar en si tendrá un dispositivo cómodo en el que leer un email o por el contrario otra forma de comunicación será más sencilla para que te responda adecuadamente.

Es decir, facilita lo máximo posible la respuesta de tu interlocutor, si quieres que te responda a una pregunta proponle las posibles respuestas o soluciones a lo que le solicitas, o si quieres que te llame por teléfono especifica tus horarios y dónde puede localizarte.

Será tan fácil como ponerte en su lugar y pensar qué es lo que te haría la vida más fácil para responder ese mensaje.

2. No pierdas el hilo del proceso

Las personas siempre están ocupadas, igual que tú, y tienen sus asuntos urgentes. Por tanto si eres tú el que está pidiendo algo a la otra persona, debes ser tú el que pongas de tu parte por que tu interlocutor te responda o te ayude en lo que necesites.

Así que sigue insistiendo, facilita el proceso a la otra persona, y sigue los avances que se vayan produciendo.  Ofrécete para mantener el contacto, para ayudar en el proceso, y no pierdas la comunicación.

Piensa que cuanto más fácil le hagas a la otra persona continuar la comunicación contigo, será más posible que continúe haciéndolo.

3. Conoce a la persona con la que quieres comunicarte

Lo primero que debes hacer es conocer todo lo que puedas sobre la persona con la que quieres comunicarte. No preguntes cosas que puedes buscar por tu cuenta, ten en cuenta que el tiempo de los demás es tan valioso como el tuyo así que no hagas que lo pierdan en hacer lo que podrías hacer por ti mismo.

Si conoces a la persona con la que quieres contactarte, podrás hacer que la comunicación sea mucho más eficiente. Hazte una pregunta: Si tú no inviertes tu tiempo en conocer a esa persona y en saber cuál es la mejor manera de obtener lo que necesitas, ¿por qué esa persona iba a perder su tiempo contigo entonces?

4. Sé claro con lo que quieres

No tendrás un tiempo ilimitado para convencer a esa persona o para demostrarle que merece la pena lo que vas a comunicarle, o el ayudarte en esa tarea específica. Así que sé conciso y claro con tus pretensiones, es decir, sé lo más directo posible.

Antes de ser claro al exponer tus ideas debes conocer a la persona a la que irán dirigidas las mismas, e ir preparado para cualquier duda que pueda interponerse en el camino hacia tu objetivo. Haz que ayudarte sea muy fácil para la otra persona, y que tus ideas sean difíciles de ignorar, y así tu comunicación con esa persona habrá dado sus frutos.

Escrito por Alicia Ruiz Fernández

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*