Las 6 mayores ventajas del marketing omnicanal

Según diversos análisis de la compañía Rebold, «el 90% de las empresas tienen o planean invertir en una solución de marketing omnicanal en 2020, frente al 22% que lo hacían en 2017». Las oportunidades de este tipo de estrategia permiten conectar con más consumidores y de manera más personalizada (pues las preferencias de consumo son diversas) y aumentar la presencia de las marcas en el mercado.

Actualmente, la digitalización y las tecnologías web permiten un seguimiento de interacciones y compras y una mejora de la experiencia del usuario, tanto en tiendas físicas como en e-commerce. A pesar de ello, aproximadamente 1 de cada 2 empresas españolas aún no tienen una estrategia omnicanal. Por ello, Rebold ha estudiado las mejores técnicas en este terreno y ha identificado las 6 mayores ventajas que acarrea para las empresas:

1. Aumentar la fidelidad

En un escenario donde la competitividad es cada vez mayor y los consumidores a nivel global apenas son fieles a una marca (tan solo el 8%, según datos de Nielsen), fortalecer la lealtad puede ser clave para diferenciarse y para asegurar liquidez económica; y el marketing omnicanal es un perfecto aliado para cumplir este objetivo.



2. Llegar a los consumidores donde ya están

“No hay que esperar a que los usuarios accedan al canal que utiliza la empresa, sino ser proactivos y llegar a donde ya están esas personas”, afirman los expertos de Rebold. En definitiva, una estrategia omnicanal asegura una presencia mucho mayor y promueve una actitud de constante renovación y búsqueda de los puntos y escenarios más populares donde se mueven los usuarios.

3. Mejorar la perspectiva sobre los consumidores

La estrategia omnicanal puede ayudar a las empresas a recabar más información (y más diversa) sobre los consumidores, sus gustos, comportamientos y tendencias. Ofrece la posibilidad de hacer un seguimiento del customer journey a través de varios touchpoints; esto puede ser una mina de oro de datos con los que impulsar un aumento de las ventas y alcanzar un ROI más elevado.

4. Orientación más estratégica de los anuncios

La estrategia omnicanal posibilita la venta cruzada; así, en lugar de saturar a los consumidores con anuncios de productos o servicios que ya han comprado, se les podrá ofrecer, mediante nuevos canales, ítems complementarios para mejorar la experiencia en un proceso de construcción de la compra.

Desde Rebold, además, aconsejan reforzar esta técnica con DCO (optimización dinámica de creatividades), adaptando las campañas al perfil de cada usuario, de manera personalizada.

5. Cambios inmediatos

El análisis a tiempo real de los canales que mejor funcionan en cada período permite optimizar el rendimiento según los KPI establecidos para cada acción. La clave está en descubrir los puntos de éxito y reorientar los presupuestos en esa dirección.

6. Mayor rentabilidad

Cuando los consumidores interactúan positivamente con nuestra marca y culminan el proceso de compra, es importante identificar su perfil, sus necesidades y su “pasado comercial” con nuestra marca. La estrategia omnicanal nos ayudará a evitar el envío de anuncios inoportunos que puedan expulsar a estos usuarios de nuestra ruta promocional y, en su lugar, ayudará a alcanzar ventas adicionales.

Vía: Marketing Directo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*