Muchos gerentes son escépticos acerca del potencial que presentan sus mejores clientes, asumiendo que no pueden ser persuadidos a comprar más.

Sin embargo, esta tipología de clientes se caracterizan porque son responsables de una gran parte de las ventas de un producto, altamente comprometidos con la marca y no son, particularmente, sensibles a los precios.

A medida que las empresas acumulan sus capacidades analíticas, deben ser mejores en la identificación y participación de este grupo de clientes.

Hacerlo a menudo puede revelar oportunidades ocultas de crecimiento y conocimientos que pueden impulsar la estrategia del producto. Debido a que los clientes top son apasionados de una categoría o marca, son una audiencia ideal para probar nuevas ideas de productos, en muchos casos, ellos mismos son una fuente de nuevas ideas.

Y, lo mejor de todo, es su accesibilidad por lo que puede aumentar la eficiencia de su publicidad y promociones concentrando sus esfuerzos en una estrecha franja de tu base de clientes, en lugar de intentar activar a los usuarios caducados a través de campañas de mercado masivo que resultan ser extraordinariamente caras y de escasa efectividad.

Via: Pymes y Autonomos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *