7 errores que podrían destruir de un plumazo su marca

Gestionar una marca no es una tarea sencilla. La digitalizaciónha multiplicado el número de retos y potenciales riesgos a los que una compañía tienen que enfrentarse. Las redes socialeshan terminado de empoderar a unos consumidores que cada vez son más exigentes con las marcas.

No les vale cualquier cosa. Demandan marcas totalmente transparentes, honestas y que se preocupen por el medio ambiente y las sociedades en las que operan. Estas deben escuchar lo que tienen que decirles y quieren formar parte de los procesos. La guinda al pastel la pone el hecho de que están saturados ante un abanico de ofertas que no para de crecer frente a una atención que cada día parece disminuir más.

Ante esta fotografía los responsables de las marcas tienen que tener sumo cuidado para no cometer el más mínimo error. En una época en la que la viralidad está a la orden del día y cualquier éxito o fracaso puede llegar a miles de consumidores en cuestión de segundos, los detalles son la clave.

Lo ideal sería ser capaces de identificar los errores y hoy queremos ofrecerles un total de ocho errores que su marca debería evitar ya que podrían acabar destruyéndola.

1. Actuar porque siempre ha actuado así

De acuerdo a los datos ofrecidos por un reciente estudio de IBM, el 70% de los proyectos de reforma de las empresas fracasa. Esto no significa que su marca tenga que encontrarse dentro de esta estadística, pero podría estarlo.

Para evitarlo hay que asumir riesgos. Tiene que desafiarse a usted mismo y no seguir haciendo siempre lo mismo con la excusa de que es lo que le funciona. Las necesidades de los consumidores evolucionan mucho más rápido que las marcas por lo que conviene estar siempre alerta.

2. Dejar de lado su logotipo

El logo es la carta de presentación de su empresa. El símbolo que transmite sus valores y a través del que se le diferencia de la competencia. Recuerde que se mueve en un mercado sobresaturado de información por lo que necesita un logo atractivo que no solo juegue con los códigos visuales y tipográficos que se atribuyen a su sector.

3. No saber cuál es su público objetivo

Antes de realizar cualquier acción o movimiento tiene que plantear siempre la misma pregunta: “¿esta acción es realmente útil y aporta un valor verdadero a mi público objetivo?”.

4. Perder el enfoque

Ya en 2012 un estudio realizado por al Universidad de Utahdemostró que la multitarea reduce el rendimiento al menos en un 40% e incrementa el estrés. Tiene que concentrarse en sus prioridades más importantes y estas son las que actúan como nexo de unión entre su marca y público objetivo.

5. Comunicación de marca inconsistente

Una comunicación clara de marca crea confianza. Después de todo dirigimos nuestra atención hacia aquellas marcas que conocemos. Una comunicación caótica o con falta de enfoque puede irritar a los clientes y reducir el valor de su marca.

6. Comunicación basada en autopromoción

La construcción de marca no se basa únicamente en vender. Los objetivos a largo plazo no se pueden lograr con medidas a corto plazo y debe tener claro que los picos de ventas no son la solución a problemas como la falta de clientes, escasa lealtad por parte de estos o la disminución de la conciencia de marca.

7. Medición de los datos

Mucho se habla de data y su aplicación, pero su seguimiento y posterior medición continúan siendo asignaturas pendientes para las marcas.

Vía: Marketing Directo

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*