4 beneficios del comercio social para llegar a la cima de las ventas

Group of friends texting on the street

El 2020 disparó la popularidad del e-commerce como una alternativa necesaria para la supervivencia de las ventas en un contexto de pandemia. Las prácticas dedicadas a la digitalización han demostrado con creces su potencial; especialmente cuando se logra la combinación de canales, audiencias y estrategias. Desde Hootsuite, plataforma mundial especializada en gestión de redes sociales, han destacado la creciente importancia del comercio social para la expansión de las marcas y el alcance de sus ventas.

¿Qué es el comercio social?

“El comercio social es lo que sucede cuando los expertos en marketing cogen lo mejor del comercio electrónico y lo combinan con las redes sociales”, explican desde Hootsuite. En definitiva, se basa en la práctica que, o bien aprovecha el alcance de las redes sociales y sus nuevas herramientas de shopping para llegar a los clientes o bien se hace eco de su potencial comercial para generar una relación marca-usuario más fuerte a través de las redes.



4 beneficios del comercio social

1. Hace que las compras online sean más sociales

Los centros comerciales tienden a la obsolescencia; sin embargo, a los consumidores les gusta combinar su experiencia de compra con elementos de interacción social. Esto es fácil de conseguir gracias a plataformas como Facebook, Instagram y Twitter, cuya morfología motiva que los usuarios compartan fotos de sus adquisiciones más recientes, que hagan unboxings y compartan un sentido de comunidad a través de hastags, comentarios, challenges,…

2. Reduce la fricción del proceso de compra

La compra social potencia el efecto positivo de la compra, que se traduce en una percepción de marca satisfactoria. Esto se debe a que el usuario no necesita “desengancharse” de las redes para conseguir lo que quiere, sino que puede combinar ambos placeres.

3. Te permite acceder a millones de personas

Además de facilitar la transacción, las redes sociales multiplican el alcance y reconocimiento de los productos, pues es habitual que la comunidad utilice estas plataformas para comentar artículos o servicios, recomendarlos a amigos o explorar otras ofertas relacionadas. Además, como señala Hootsuite, “si algo de lo que vendes no está funcionando, lo sabrás inmediatamente y podrás ofrecer un trato personalizado al cliente a través de la plataforma”.

4. El comercio social es el presente y futuro de las compras online

El crecimiento del comercio electrónico y la curva de crecimiento del sector del comercio social hablan por sí solas y describen una tendencia de potencial a largo plazo. Por otro lado, los negocios deben estar atentos a las categorías por las que más se están interesando los españoles. En concreto, en 2020 triunfaron los productos del Hogar y la Alimentación y el Cuidado Personal, con un 18% o más de crecimiento.

Vía: Marketing Directo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*