13 personajes que habitan en Juego de Tronos y también en los Siete Reinos de la publicidad

Como en Juego de Tronos, la serie que tiene con el alma en vilo(y al borde del infarto) a millones de fans procedentes de todos los rincones del planeta, las agencias de publicidad están llenas hasta la bandera de personajes en constante evolución y dispuestos a cambiar su propio destino y en último término también a apoltronarse en el trono.

Pululando por las agencias hay personajes que se miran casi al 100% en el espejo de los protagonistas de Juego de Tronos. A continuación nos tomamos la molestia de diseccionarlos de la mano de Muse:

1. Los reyes y las reinas

En las agencias los reyes y las reinas son los fundadores, los presidentes, los CEOS, los directores creativos y otros estamentos directivos (perfectamente merecedores de estar encaramados en lo más alto de la escalera corporativa).

Y al igual de Jon Snow, Daenerys Targaryen, Ned Stark, Sansa Stark, Yara Greyjoy, Robb Stark, Mormont, Khal Drogo y Rhaegar Targaryen, los reyes y las reinas de la publicidad son dignos de admiración (la que les prodigan sus súbditos), son dueños de incorruptibles principios, son percibidos como entrañables y están ungidos con elevadas dosis de abnegación.

Quienes portan la corona de reyes y de reinas en las agencias son líderes que, afrontando incluso durísimos desafíos, parapetan siempre sus acciones tras las razones correctas. Y todo el mundo los respeta por ello.

2. Los reyes y las reinas que no lo son en realidad

En las agencias hay líderes que se jactan de ser admirables sin ser conscientes de que en realidad no inspiran en los demás un ápice de admiración.

Como Cersei Lannister, Stannis Baratheon, Balon Greyjoy, Euron Greyjoy y Viserys Targaryen, los reyes y las reinas que en las agencias se suben al trono sin merecerlo llegan a la cumbre del poder por puro azar o traspasando líneas abominables.

Ni que decir tiene que tan deleznables majestades merecen un hueco en la particular lista de la venganza de Arya Stark.

3. Los estrategas

Al más puro estilo de Tyrion Lannister, Arya Stark, Olenna Tyrell, Lord Vary e incluso de Jaime Lannister y Margaery Tyrel en sus mejores momentos, los estrategas son personas de cauteloso y refulgente intelecto que en las agencias asumen habitualmente los roles de planificadores, de expertos en social media y en tecnología y de creativos (de todos los rangos habidos y por haber).

Los estrategas piensan siempre antes de actuar y antes de darle a la sin hueso abren muy bien sus orejas.

4. Los bufones de la corte

En la piel de los bufones se meten habitualmente los miembros del departamento creativo dentro de las agencias y en general todos aquellos empleados menores de 35 años y huérfanos aún de progenie que, sin demasiadas exigencias en el plano personal, se permiten el lujo de dar rienda suelta a su sentido del humor en todos los ámbitos de su vida (personal y profesional).

Como Tormund, Bronn, Tyrion, Ser Davos, Euron y Oberyn Martell, los bufones de la corte se pasean por la vida y por el trabajo dejando a su paso una estela de sentido del humor.

5. Los estafadores

Los estafadores son el maléfico reverso de la moneda de los estrategas. Acostumbrados a actuar de titiriteros, los estafadores son la versión nefaria y menos exitosa de la realeza “fake”.

Como Petyr Baelish, Alliser Thorne y Craster, los estafadores son personas profundamente inseguras y paranoicas que luchan por preservar a toda costa un poder que a menudo habita única y exclusivamente en su imaginación.

Cada mañana los estafadores se contemplan a sí mismos en el espejo del baño preguntándose cuál de sus muchos rostros acabará emergiendo al otro lado del cristal para acometer el día que está por delante.

Pese a su fariseísmo (o quizás precisamente gracias a él) los estafadores se cuelan en ocasiones en los estamentos directivos de las agencias.

6. Los mercenarios

En el universo de las agencias los mercenarios serían los profesionales “freelance”, que son probablemente la caterva publicitaria más divertida después de los bufones de la corte.

Los trabajadores “freelance” están encantados con casi cualquier proyecto que aterriza en sus manos, son profesionales experimentados y también altamente demandados (y merecedores en este sentido de la confianza de las agencias).

Al margen de las batallas de poder que se cuecen en las agencias que tienen a bien contratarles, los mercenarios (como Bronn, Daario o Jorah) están felices de “matar” cualquier briefing que se les ponga por delante por el precio adecuado.

7. Los “curritos”

Los “curritos” son aquellos profesionales (a menudo productores, mandos medios del departamento creativo, administradores y diseñadores) que, aunque no exentos exactamente de ambición, prefieren agachar la cabeza y dejarse la piel en las tareas que tienen entre manos y sus superiores les encomiendan.

Como Hodor, Missandei, Gusano Gris, Ser Brienne de Tarth, Jorah, Gendry o Podrick, los “curritos” son pese a su aparente insignificancia terriblemente valiosos y en este sentido merecen ser colmados de mimos por parte de las agencias.

8. Los hombres y las mujeres del dinero

Nos guste o no, lo cierto es que los directores y las directoras de finanzas son quienes ostentan el verdadero poder dentro de las agencias. Y son en realidad como el Banco de Hierro de Braavos, a cuya sombra viven todos en los Siete Reinos, o como el astuto criminal sin rostro Jaqen H’ghar, experto en perpetrar asesinatos (que toman la forma de despidos en el universo de las agencias).

Estos personajes son perfectamente conscientes de que las agencias de publicidad no son ni ONGs ni patios de recreo, son negocios y como tales deben ser nutridos de manera permanente con dinero.

9. Los padres

En las agencias los padres habitan generalmente en el departamento de recursos humanos. Y son en parte mansos protectores (Catelyn Stark, Gilly, Danny, Ned Stark o Lord Tarh) y en parte despiadados verdugos (Ilyn Payne o Locke).

A ratos empáticos, a ratos absolutamente viles, los padres tienen que lidiar con situaciones muy complejas de las que les resulta a menudo complicado salir 100% indemnes.

10. Los bichos raros

Los bichos raros tienden a refugiarse en el departamento de tecnología dentro de las agencias y se miran en el espejo de Robin Arryn, Olly, la niña abandonada y Bran Stark (el miembro más honorable de los “raritos” en Juego de Tronos).

Estos personajes moran en los márgenes de las agencias y suelen trabajar duro, por lo que merecen ser agasajados con algún que otro arrumaco de vez en cuando por parte de sus colegas.

11. Los sabelotodos

Todo “project manager” es un sabelotodo en potencia y se mete en la piel del Cuervo de tres ojos (sin que sea necesario que medien más explicaciones para dar cuenta de por qué).

12. Los prescindibles

Los prescindibles son las masas. En Juego de Tronos asumen este rol los Iluminados, los Dothraki, los soldados de los ejércitos reales e incluso los Wights.

En la galaxia publicitaria prescindibles son todos aquellos que no forman parte del séquito de los reyes y las reinas y que no tienen una placa con su nombre en la puerta.

Con la adecuada inspiración los denominados profesionales prescindibles pueden, no obstante, subir peldaños en la escalera corporativa y convertirse eventualmente en líderes (como Gusano Gris en Juego de Tronos).

13. Los sociópatas

El rey Joffrey, Ramsay Bolton, Aerys Targaryen, Lisa Arryn, Gregor Clegane y Walder Frey son probablemente los sociópatas más destacados de Juego de Tronos y se distinguen por disfrutar consumando auténticos baños de sangre emocionales.

Para reconocer a los sociópatas que hay agazapados en las agencias conviene poner la oreja a los sollozos y chillidos que de vez en cuando se cuelan por las rendijas del departamento de recursos humanos. Y si somos incapaces de poner nombres y apellidos al sociópata que hay escondido en la agencia a la que prestamos nuestros servicios, existe la posibilidad de que la sociopatía la portemos nosotros en nuestras propias entrañas (quién sabe).

Vía: Marketing Directo

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*