Como enfrentar competidores desleales

Hay competidores que con sus prácticas non sanctas ponen en aprietos a compañías responsables. Compañías serias luchan frente a algunas, que sin ser mejores, utilizan ciertos artilugios que desorientan a los clientes. Hablamos de los competidores desleales.

¿Qué es un competidor desleal?

Los hay de diferentes tipos, desde aquel que hace toda suerte de triquiñuelas para evadir impuestos y que no paga prestaciones sociales a sus empleados; hasta el que desinforma a los clientes con mensajes a medias y amañados.

4 recomendaciones para ponerlos en su lugar

Algunas ideas para disminuir el impacto de aquellos que le quieren hacer la vida miserable.

1) Protección legal

Proteja todo lo que haga, desde obviamente los nombres y marcas de sus productos hasta programas promocionales y actividades. Todo es sujeto de protección legal. Con frecuencia no le prestamos atención a este tema, pero es lo que lo blinda frente a eventuales competidores que copian demasiado.

2) No se enganche

No lo tome personal. Siempre mantenga el profesionalismo y la compostura. En el momento que se engancha y responde, pierde de vista el fin último que es sacar su negocio adelante. Hágalo de la manera correcta, primero con herramientas legales y luego con su propuesta de valor. Si se engancha los está fortaleciendo; les está dando una validez y visibilidad que no se merecen. Y peor aún, se está desenfocando de lo verdaderamente importante: los clientes.

3) Fortalezca su propuesta de valor

Si algo lo diferencia, dígalo; porque con frecuencia caemos en lo que llamaríamos, “el silencio de los inocentes”. Muy buenas compañías pierden la pelea en manos de aquellos que sin ser tan buenos, lo comunican mejor. Enfóquese en explicar qué es lo que usted resuelve, que no resuelve igual su competencia, y que para su cliente es importante. Esa es la esencia de la Trinidad Comercial, un principio para identificar y comunicar sus diferenciales.

4) Reposiciónelos sin mencionarlos

Hay formas de aclararle cosas a los clientes sin necesidad siquiera de mencionar la competencia. Enfóquese en explicar lo que usted hace diferente, especificando que otras empresas están lejos de lograrlo. Hay formas muy elegantes de reposicionarlos. Por ejemplo el caso de Papa John’s, donde explica que sus carnes son 100% reales y que la masa es entregada a los puntos de venta madurada, nunca congelada. Ahh, ¿es que los demás no tienen carnes reales o son pizzas congeladas?

Es el camino correcto

En el largo plazo, el camino correcto triunfa. Puede tardar años, pero es el camino correcto. El dudoso comportamiento de ciertos competidores no puede ser la excusa para dejar de hacer la diferencia y crear experiencias memorables para los clientes.

¿Usted qué ha hecho en estos casos?, ¿Se ha enfrentado a competidores con prácticas comerciales que dejan mucho que desear?, ¿Cómo lo ha resuelto? Cuéntenos…

Vía: Bien Pensado

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*