Al talento digital ya no le interesa el dinero: esto es lo que busca ahora

La mayoría de profesionales TIC en Estados Unidos recibieron un aumento de sueldo en el último año. Y, sin embargo, el dinero no figura ni entre sus tres principales prioridades en el ámbito laboral. Así se está fraguando la nueva forma de pensar de los trabajadores.

Henry David Thoreau decía algo así como que “un hombre es rico en proporción a las cosas que puede desechar”. Más allá del planteamiento ético que semejante cita plantea, lo importante es que refleja que el dinero suele ser la base del pensamiento básico de la humanidad hasta el momento, la razón de cientos de guerras y el motivo que guiaba las selecciones vitales de generación tras generación.

Al menos hasta ahora, ya que se empieza a constatar un cambio de patrón en las prioridades de los trabajadores, donde el dinero ya no es la clave de todo. Se suele hablar de los millennials como el mejor ejemplo de ese cambio en la forma de pensar, pero lo cierto es que hay segmentos en donde esta evolución se está notando con extraordinaria relevancia, independientemente de la edad de sus protagonistas. Y ese es el sector tecnológico.

No en vano, en los últimos 12 meses, casi el 62% de los profesionales de TI en Estados Unidos recibieron un aumento de sueldo, de los que en el 26% de los casos hablamos de subidas superiores al 15%Nada mal, podríamos pensar, pero la realidad es que por primera vez en cuatro años los propios beneficiados por estas mejoras económicas indicaron tres factores más importantes para ellos que el dinero: un buen liderazgo, cultura corporativa y flexibilidad laboral.

Así lo refleja un estudio de CultureFit Staffing (disponible aquí), en el que también se pone de manifiesto el enorme estrés al que están sometidos los profesionales tecnológicos.  Según el informe, casi el 60% del talento TIC ha sentido una presión significativa para asumir más trabajo en los últimos años y más del 75% admite que no fueron compensados ​​por dicho aumento de la productividad. No hablamos, como decíamos anteriormente, de dinero, sino también de formas alternativas de apreciación, como un día libre adicional o una tarjeta de regalo.

En España, la cosa cambia un poco

La cosa es algo distinta en el caso de España, principalmente porque los salarios aquí no son especialmente para tirar cohetes. Así lo demuestra un estudio publicado por el ISDI, en el que se refleja cómo los salarios de puestos digitales en España han aumentado un 15% de media en los últimos dos años.

Pero, en la lectura negativa, existen numerosas diferencias dentro de este vertical: mientras que el salario medio del sector ronda los 53.194 euros brutos anuales, el sueldo más habitual está situado en apenas 30.000 euros al año. ¿Qué significa esto? Que la alta dirección tiene remuneraciones realmente altas que compensan a un gran grueso cuyo sueldo no sobresale demasiado respecto a la media de la economía española.

De acuerdo a otro informe de TICjob, el 70% de los trabajadores TIC patrios manifiesta estar satisfecho con su actual empleo, pero hasta un 63% de ellos admite que se siente mal pagado. Cuando se estudian perfiles digitales más jóvenes y hablamos de los ‘millennials’, las cifras ascienden hasta el 68% de los que se quejan de su salario y a un 36% que desea cambiar de trabajo.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*