7 claves para triunfar con tu nueva oficina

Si estás pensando en  estrenar oficina, estrenar sede en una nueva ciudad o simplemente renovar la que tienes, hay una serie de factores que debes tener en cuenta para incrementar factores como productividad y eficiencia, pero también bienestar y felicidad laboral. Belbex, el portal de venta y alquiler de oficinas, locales, naves y suelos nos presenta 7 puntos a tener en cuenta para mejorar tu espacio.

Zona geográfica

No sólo es importante determinar la zona de la ciudad en la que se va a situar la nueva oficina, sino cómo se comunica con el espacio urbano. La oficina ideal está bien comunicada con las principales redes de transporte público y ofrece facilidades para aquellos que acuden a trabajar en coche. Además se sitúan en zonas de “valor añadido” para los trabajadores, en las que se encuentran restaurantes, guarderías, gimnasios, etc.

Un edificio completo

Si nuestra nueva oficina se va a situar en un edificio en el que comparta espacio con otros centros de trabajo, nos va a interesar que ofrezca el servicio más completo. Algunos de los requisitios que podemos exigir son vigilancia 24 horas, o un buen servicio de recepción. Por supuesto también ayuda poder trabajar en un edificio singular y que en la medida de lo posible, ofrezca buenas vistas.

El espacio ideal para trabajar

Según los últimos estudios, cada trabajador precisa de un mínimo de 14 metros cuadrados(incluyendo las zonas comunes) para poder trabajar de forma cómoda, de modo que se generen espacios de colaboración de forma sencilla.

Salas de reuniones

Estas salas en muchas corporaciones suelen ser toda una fuente de problemas. Muchos hemos intentado reservar una sala a última hora para recibir a un cliente o realizar una entrevista y nos hemos encontrado sin espacio. En función del número de empleados vamos a necesitar más o menos, pero en líneas generales van a ser al menos necesarias dos y una de mayor tamaño donde quepan todos los empleados para reuniones de todo el equipo.

Gestión inteligente de la energía

La eficiencia energética se ha convertido en una prioridad para muchas empresas. Los nuevos edifcios inteligentes son capaces de adaptarse en todo momento a las condiciones climáticas externas. Además, si este no es el caso, en las pequeñas oficinas se han popularizado sistemas domóticos que otpimizan la temperatura y que permiten al centro de trabajo ser más respetuoso con el medio ambiente. En definitiva, tener un edificio certificado ahorra costes, mejora la reputación y la satisfacción del empleado.

Cocina

Comer frente al ordenador es una de las peores costumbres que vemos en muchas empresas. Disponer de una cocina completa que al menos incluya una cafetera, un frigorífico y un microondas facilita la vida a los empleados y permite comer en la propia oficina a aquellos que no quieran o puedan comer siempre fuera.

No sólo trabajo

Todos estamos de acuerdo en que una oficina es un centro de trabajo. Pero en sitios como Silicon Valley pronto se dieron cuenta de que podían ser mucho más. Incluir salas de descanso, zonas de diversión instalando por ejemplo un futbolín o una consola de juegos, etc. ayuda a los empleados a desconectar de vez en cuando y mejora el nivel de compromiso con la compañía.

Vía: Muy Pymes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*