4 pérdidas de tiempo de las que te arrepentirás en el futuro

Dicen que el tiempo es oro, pero muchas veces no apreciamos su verdadero valor. Descubre 4 maneras de perder el tiempo de las que probablemente te arrepientas en el futuro cuando envejezcas. Usar bien tu tiempo te hará más exitoso profesional y personalmente.

Podemos cometer muchos errores a lo largo de nuestra vida, somos humanos y lo raro sería no hacerlo. Mientras que no merece la pena arrepentirse de los errores del pasado, cuando se trata de nuestro tiempo es difícil no hacerlo.

Sentir que has perdido el tiempo a lo largo de tu vida posiblemente sea el peor de los arrepentimientos, y no nos referimos a perder las tardes del domingo viendo Netflix en el sofá.

Hay ciertas maneras de perder el tiempo que se convierten rápidamente en hábitos tóxicos, convirtiéndose en grandes barreras para llegar al éxito profesional y personal. El problema es que no solemos darnos cuenta hasta años más tarde cuando echamos la vista atrás dándonos de que es demasiado tarde para recuperar el tiempo perdido.

Te contamos las 4 pérdidas de tiempo de las que más te arrepentirás en el futuro cuando envejezcas:

  • No pedir ayuda: No tengas miedo de contar con la ayuda y el conocimiento de los demás, te supondrá un ahorro de tiempo enorme. Además, no hay mejor manera que aprender que preguntando; si no tienes ninguna duda implica que no estás saliendo de tu zona de confort aprendiendo o enfrentándote a nuevos retos. Si quieres avanzar en tu carrera profesional asegúrate de exponerte a situaciones complicadas y pídele a tu compañero de al lado que te eche una mano. Ante todo recuerda: no tienes que saberlo todo.
  • Intentar mantener relaciones que no funcionan: La famosa expresión “mejor solo que mal acompañado” no podía ser más cierto. No pierdas el tiempo intentando mantener relaciones tóxicas que no te dan nada más que problemas. Guarda tu energía para encontrar a personas que te aporten el máximo valor posible.
  • Obsesionarte con los errores que cometes: Todos cometemos errores de vez en cuando, pero el verdadero error es obsesionarse y arrepentirse de manera enfermiza por ello. Es importante que aprendas a dejar de arrepentirte de tus errores del pasado y a convertirlas en valiosas lecciones que te servirán para no cometerlo en el futuro. Así, no dejes que el miedo a cometer fallos te frene: no hay mayor fallo que no intentarlo.
  • Preocuparte demasiado por lo que hacen los demás: Hay dos actitudes que debes evitar a toda cosa: angustiarte por las personas que te subestiman; sentir celos o envidia del resto. En cambio, analiza por qué te sientes subestimado o celoso; en el primer caso, a no ser que realmente sientas que tengas que cambiar tus hábitos ignora la opinión de aquellos que no te aprecian; en el segundo pregúntate qué es lo que te da envidia 5 veces dando respuestas distintas, coge los elementos principales e intenta implementarlos en tu vida. ¿Quieres algo? No lo pienses, hazlo.

Vía | lifehacker

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*