Qué es MOQ y por qué es tan importante al iniciar un negocio.

person using laptop and smartphone at workspace with vintage photo camera

Si acabas de montar una empresa, es normal que tengas ciertas dudas sobre la MOQ (Minimum Order Quantity), es decir, la mínima cantidad para hacer negocios con un cliente exigida por un proveedor. Trataremos de despejarlas en este artículo.

¿Qué hacer si tus requerimientos de inventario son bajos?

Por lo general, no se hace falta adquirir una gran cantidad de mercancía para poner una tienda en marcha. Por eso, ajustar tus necesidades actuales de inventario a la MOQ del proveedor puede implicar un gasto importante.

Puedes exponer esta situación al fabricante, posiblemente hagan excepciones con los clientes nuevos. Tal vez disponga de un pequeño inventario de sus propios productos o esté dispuestos a ejecutar un pedido pequeño en una situación como esta.

¿Y si un proveedor no puede procesar tu orden? Tienes otras opciones a tu alcance. Hoy en día, hay varios fabricantes que se especializan en las pequeñas y medianas empresas y trabajan con una baja Cantidad mínima de pedido. Realiza un poco de investigación en internet para dar con el indicado.

En primer lugar, puedes recurrir a un directorio de proveedores en línea. Estas plataformas te permiten localizarlos en función de sus valores de MOQ, los cuales pueden oscilar entre una y miles de unidades.

También tiene la opción de acudir a un intermediario, conocido como mayorista. Se trata de empresas que compran grandes volúmenes de mercancía a determinados fabricantes y las ofrecen a los distribuidores en general. Como no manejan un MOQ, cantidad mínima de orden, suelen acceder a vender unas cuantas unidades a sus clientes.

Tal vez en tu ciudad haya clubes de precios u otro formato de tiendas de mayoristas a los que puedas acudir en busca de artículos para surtir tu stock. Asimismo, puedes recurrir a los gigantes del comercio electrónico, como AliExpress, Amazon y MercadoLibre. Por lo general, estos portales ofrecen descuentos y envíos gratuitos a partir de unas cuantas unidades.

¿Tu empresa va a operar por internet? El dropshipping puede ser una gran alternativa para ti. Se trata de empresas que ponen a su disposición sus existencias de mercancía para que hagas promociones como si fueran tuyas. Cuando un usuario realiza una compra, solo tienes que efectuar el pedido correspondiente al proveedor, quien se encargará de enviar el producto a tu nombre.



Empresas con MOQ baja o sin esta: ¿Son tu mejor opción?

Para contestar esta pregunta, debes considerar varios factores:

Costo por unidad. Los proveedores que aceptan una MOQ baja difícilmente podrán ofrecerte precios más bajos que aquellos que producen en grandes cantidades. Lo mismo es cierto en el caso de los mayoristas. Al agregar un eslabón a la cadena de suministro, tu ganancia por artículo se reducirá.

Calidad del artículo. Algunas empresas logran abaratar sus precios recurriendo a materia prima de baja calidad y procesos de manufactura deficientes y poco seguros. El resultado son productos defectuosos y poco resistentes que impactarán negativamente tu imagen. Además, podrías meterte en problemas legales. Desconfía inmediatamente de los fabricantes que ofrecen una Cantidad mínima de pedido muy baja a precios increíbles.

Atención al cliente. Un buen proveedor o mayorista no solo debe ofrecer productos de calidad y a un precio razonable. También debe brindar una excelente atención a sus clientes. La mercancía debería llegar a tiempo y en excelentes condiciones. Además, salvo circunstancias excepcionales que afecten a toda la industria, nunca deberían existir problemas de desabasto. Si no eliges con cuidado a quienes te surtirán de mercancía, tendrás que disculparte constantemente con tus clientes por no tener lo que buscan y perderás mucho tiempo comunicándote con la empresa para exponer tus quejas.

Para elegir al mejor proveedor o mayorista posible, lo más recomendable es realizar un análisis cuidadoso por internet. Lee atentamente las recomendaciones de los expertos y las críticas de los usuarios, y determina cuáles son las características de cada compañía evaluada.

Conclusión.

En conclusión, acudir a una empresa con MOQ baja o sin esta puede ser una buena solución cuando apenas estás empezando un negocio y no cuentas con recursos para comprar grandes volúmenes de mercancía. Pero debes asegurarte de que los productos son de calidad y de que podrás venderlos a un precio competitivo sin sacrificar tus ingresos. De cualquier manera, tu meta, a largo plazo, debería ser conseguir un trato con los grandes proveedores del mercado.

Ahora bien, ¿qué puedes hacer si no encuentras una alternativa viable para surtir un stock bajo? Entonces, lo más recomendable es conseguir opciones de financiación para cubrir el costo de tu primer pedido. Es verdad que tu volumen de inventario será más alto de lo estrictamente necesario, pero podrás recuperarte más rápido gracias al mayor margen de ganancias. Además, estarás seguro de ofrecer a tus clientes artículos de calidad.

Con el tiempo, cuando tu empresa haya crecido, no tendrás que preocuparte por el MOQ, Cantidad mínima de orden, ya que tus pedidos estarán por encima de dicho valor.

Vía: Modo Emprendedor

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*