Personas que perdieron oportunidades millonarias

¿Te imaginas tener como compañero de cuarto a Zuckerberg y decidir no participar en Facebook? Te mostramos a 9 personas que perdieron oportunidades millonarias.

Hay trenes que sólo pasan una vez en la vida y, si los dejamos pasar, podemos perder a nuestro gran amor o nuestro trabajo soñado.

Pero si ese “tren” se convierte en una empresa millonaria…fastidia el doble. Y es que hay muchas personas que no tienen visión de futuro y, cuando les plantean un negocio exitoso, lo dejan pasar de largo.

Hoy te mostraremos a una serie de personas que perdieron oportunidades millonarias por hacer un doctorado o, porque simplemente, no vieron todo el potencial de esa startup.

Cuando leas sus historias, te sorprenderás. ¿Comenzamos?

9. Instagram- Amanda Wixted

Lo primero que hemos de decir es que Wixted es una mujer con una carrera brillante.

Fue una de las primeras empleadas de Zynga pero, probablemente, habría ganado mucho más dinero si hubiera aceptado ese puesto de trabajo que le ofreció Instagram en 2010.

“En junio de 2010, Mike y Kevin me llamaron para crear una app a la que habían llamado Burbn. Yo era ingeniera jefe del departamento móvil en Zynga y querían que fuera la primera empleada de la startup. Quedamos y me contaron que estaban desarrollando una app para compartir fotos, pero me gustaba mi trabajo y decidí rechazar la oferta. Por supuesto, cuando me acuerdo de ello pienso que deberían haberme pateado el culo”, explica Wixted.

8. Ali Fedotowsky- Facebook

En 2009, Ali Fedotowsky se enfrentó a un gran dilema: participar en el piloto de The Bachelor o seguir en Facebook como representante de ventas. Al final decidió no continuar con el show televisivo, ya que se había quedado sin días de vacaciones, y volvió a su trabajo en la red social. Perdió millones con esta decisión.

Pero eso no es todo. Cuando ABC le ofreció tener su propio show, dejó su trabajo en Facebook. Dos años más tarde de su marcha, la red social triunfó y “compartió esos millones” con sus empleados.

7. Julian Targowski- Instagram

Instagram quería fichar a Julian Targowski en 2011, pero rechazó la oferta para lanzar su propia app. Además, en alguna ocasión ha señalado que ni siquiera se le pasó por la cabeza marcharse porque era fiel a su propio equipo.

“No me arrepiento de nada. A lo largo de nuestra vida tomamos un montón de decisiones, y éstas influyen en tu futuro. Las cosas, simplemente, pasan”, explica. Al final, Targowski lanzó su propia app, DailyBooth, que fue comprada por Airbnb en 2012.

6. Sahil Lavingia- Pinterest

Sahil Lavingia es el fundador de Gumroad, una startup de Silicon Valley que ya ha levantado 8 millones de euros. Anteriormente, era el empleado número 2 de Pinterest.

Este directivo dejó la compañía un año antes de que la empresa triunfara, por lo que no se llevó consigo ninguna acción. Aunque el negocio que montó no va mal, Pinterest está valorada en 11.000 millones de dólares.

5. Robert Cesar Matei- Instagram

Robert Cezar Matei ha dejado escapar varios trenes que le habrían hecho millonario. Primero, rechazó participar en Facebook porque quería seguir en Stanford y, unos años más tarde, declinó la oferta de empleo que le ofreció Square.

Pero eso no es todo. También decidió no trabajar como segundo ingeniero jefe en Instagram. “Estuvimos hablando hasta la una de la mañana y, aunque estaba convencido del proyecto, al final lo rechacé”, comenta Matei.

Sin embargo, asegura que no se arrepiente de nada ya que, cuando trabajas en Silicon Valley, es normal que te ofrezcan trabajar para una startup que triunfará unos cuantos años más tarde.

4. Joe Green- Facebook

Joe Green era el compañero de habitación de Mark Zuckerberg. Ambos crearon Face Mash, lo que les ocasionó un par de problemas en la universidad.

El padre de Green era profesor en UCLA y le prohibió volver a trabajar con el fundador de Facebook. Así que cuando éste le preguntó si quería ayudarle a desarrollar la red social, rechazó la oferta.

Él calcula que su posición le habría dado el 3% o 4% de la compañía, lo que a día de hoy serían unos 3.000 millones.

3. Joe Jackson- Facebook

Cuando Facebook dejó la universidad, alquiló una casa en Palo Alto para el verano e invitó a su amigo Joe Jackson. En ese momento, este último estaba de prácticas en JP Morgan.

“Perdí el tren. No pensaba que Zuckerberg fuera a triunfar, ni siquiera veía su empresa como una futura gran compañía que le haría rico y famoso, sólo pensaba que eran un montón de niños programando sin saber hacia dónde iban”, explica.

2. Joshua Inkenbrandt- Instagram

A igual que Wixted, no se podría decir que a Joshua le haya ido mal en la vida. Eso sí, tuvo una oportunidad de trabajar para Instagram y prefirió apostar por Pinterest.

Sin embargo, si hubiera elegido participar en la primera, ahora sería millonario.

1. Jóvenes emprendedores

Estos jóvenes rechazaron trabajar en Facebook, pero se hicieron millonarios de otra forma

  • Kevin Systrom– Fundó su propia compañía, Instagram, y se la vendió a Facebook por 1.000 millones de dólares.
  • Mike Abbot– Llegó a ser el jefe de ingeniería de Twitter.
  • Steve Chen– Trabajó para Facebook unos meses hasta que fundó YouTube, que luego vendió a Google por 1.600 millones de dólares.

Vía | Business Insider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *