Los empleados cada vez valoran más la posibilidad de trabajar desde casa. Descubre los mejores trucos para dirigir un equipo remoto y seguir obteniendo resultados excelentes.

A la hora de buscar el trabajo ideal los trabajadores ya no sólo se fijan en el salario, valoran más otros factores y beneficios como la flexibilidad tanto en el horario, como en el lugar del trabajo.

Los empleados aprecian poder trabajar desde casa cuando lo necesiten, y algunos datos reflejan que concederles tal comodidad no es mala idea. En España el trabajo remoto supone un aumento en la productividad del trabajador hasta en un 25%, según el INE. No obstante, tan solo un 22% de las empresas realmente cuenta con programas reales de teletrabajo.

Teniendo en cuenta que el trabajo remoto no daña la productividad del empleado, sino más bien mejora su rendimiento, parece lógico adoptar un sistema de trabajo que permite cuidar el bienestar de los trabajadores permitiendo a la empresa captar y retener talento más fácilmente.

Pero, ¿cuál es la mejor manera de coordinar a un equipo de trabajo remoto? ¿Cómo podemos trabajar desde casa sin entorpecer la comunicación?

Adopta estas 2 estrategias para dirigir a tus trabajadores remotos y obtener buenos resultados:

  • Comunicación explícita: Es importante mantener una comunicación habitual y directa con tus trabajadores. La clave está en hacer que sientan que formar parte de algo: un equipo, un proyecto y una empresa. Esto lo puedes conseguir incluyéndoles en las reuniones e intentando hacer que las decisiones relevantes se tomen mediante videoconferencia. Verse cara a cara mejorará la comunicación y la relación con el empleado. Así, a la hora de comunicarse por escrito es importante que los mensajes siempre sean claros y comprensibles, atendiendo siempre a las normas de etiqueta para los emails. Así, también puedes adoptar algunas ideas para impulsar la comunicación interna en la empresa. Procura fomentar el intercambio de feedback a menudo, asegúrate de que tus empleados sepan exactamente cómo funciona la empresa y cómo desempeñar sus tareas. Así, también es conveniente organizar de vez en cuando encuentros presenciales de teambuilding. Apóyate en herramientas para el intercambio de conocimientos dentro de la empresa.

 

  • Delega correctamente: No le des un proyecto a la persona equivocada. Esto parece lógico, pero cargar a un empleado con un trabajo para el cual no está capacitado es un error si trabaja desde casa y no podéis tener encuentros cara a cara para aclarar cualquier duda o confusión. Para elegir correctamente al trabajador para cada labor primero pregúntate cuáles son las habilidades necesarias para ello y después relaciónalas con las capacidades del empleado en cuestión. Cuando ya tengas a tu candidato ideal explícale claramente el proyecto y pídele que te lo repita de nuevo para asegurarte de que lo ha entendido. Así, trabaja junto al mismo para diseñar un plan para desempeñar el proyecto, asegurándote de que sabe lo que hace. Así, pídele que te mantenga informado semanalmente de su progreso, e intenta organizar un videoconferencia o encuentro presencial para darle feedback y ver el estado del proyecto.

Vía | Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *