“Hay que buscar socios en tu negocio que aporten algo que no aportes tú”, C. Blé (Lean Mind)

Un año más Santa Cruz de Tenerife acoge Entrepreneurs Fight Club, un encuentro entre verdaderos luchadores cuyas únicas armas son las palabras. Un evento en el que 10 emprendedores se suben al ring para enfrentarse en cinco combates en los que hablan sobre sus éxitos en los negocios, y cómo superar los golpes.

Profesionales, emprendedores y soñadores. Así son lo ponentes de este evento que demuestran que tienen las agallas y el valor suficiente para enfrentarse a cualquier proyecto, cueste lo que cueste.

Los primeros en subirse al ring han sido Isidro Quintana de Oxford Blockchain Foundation, y Carlos Blé de Lean Mind. Jota, organizador del evento, ha preguntado a los ponentes si se puede emprender desde Canarias. Ambos han ofrecido su punto de vista: “Yo lo dejé todo para emprender en Canarias. Venía de tener todo, ganar un Goya con una película… Y decidí venir y arriesgar con el sector de los videojuegos”, ha dicho Quintana.

Por su parte, Carlos Blé ha dicho que a su empresa le va muy bien en las “islas afortunadas”: “Estamos aquí y nos va muy bien. De hecho, no tenemos clientes en Canarias, sino que todos son de fuera, lo que demuestra que desde las islas sí se puede invertir, y cada vez se trabaja más en ello, para que los jóvenes no tengan que irse al extranjero ni a la península en busca de oportunidades”, ha aseverado.

No hace falta ser japonés o americano para emprender, los canarios pueden conseguirlo sin salir de su tierra”, ha dicho Quintana, poniendo de manifiesto el gran talento que tenemos en España, y en Canarias.

Sobre la creación de un negocio, ambos fundaron su propia startup en tiempos difíciles. Por ello, son un buen ejemplo en el mundo del emprendiminto. “Hay que buscar socios que aporten algo que no aportes tú, por ello antes de hacer un negocio común hay que pensar qué aporta cada uno, no solo en llevarse bien. Cuando hay dificultades hay conflictos, por lo que hay que ser conscientes de cómo trabajamos en equipo y con quién”, ha asegurado Blé.

“En nuestra compañía empezamos programando solos y ahora somos 30 personas. Las startups necesitan constancia y, aunque es duro al principio y tienes que tirar de tus recursos, al final merece la pena cuando empiezas a facturar”, ha añadido Quintana.

Antes de finalizar la charla, que ha quedado en empate, Jota ha preguntado a los ponentes qué le dirían a su yo del pasado, al que empezó a invertir. “Le diría que fuera más cauto, siempre he arriesgado mucho y eso es bueno en los negocios, pero también hay que tener cuidado”, ha dicho Quintana. Por su parte, Blé ha recordado la importancia de la felicidad día a día: “Le diría que no se olvide de disfrutar de la vida, lo más importante es que tenemos una vida y hay que aprovecharla, he estado mucho tiempo sin disfrutar del todo para sacar el negocio adelante, y hay que equilibrar todo”.

Vía: Marketing Directo

Related Post

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*