Frases de Bill Gates para cambiar de perspectiva

Lo que más destaca en las frases de Bill Gates es su incuestionable sentido común. Se trata de un hombre que logró prever grandes cambios y que ha sabido inducirlos en todo el planeta, con un pragmatismo sorprendente.

Muchas de las frases de Bill Gates han dado la vuelta al mundo. Al fin y al cabo, él es uno de los grandes gurús contemporáneos. Unos lo admiran por ser uno de los 10 mayores millonarios de la historia. Otros, por su capacidad de innovación. Algunos más por sus actividades filantrópicas. Lo cierto es que nadie es indiferente a él.

Aunque en varias oportunidades ha sido cuestionado por prácticas industriales indebidas, lo cierto es que la mayoría prefiere ver en él un símbolo de la innovación. De hecho, buena parte de las frases de Bill Gates más conocidas, aluden a esto.

Mi ambición ha sido siempre hacer realizables los sueños”.

-Bill Gates-

Sea como fuere, lo cierto es que el mundo fue uno antes del dueño de Microsoft y otro, después de él. Su forma de ver la realidad ha dado lugar a cambios definitivos y esto podemos observarlo en algunas de sus frases. Estas son algunas de las más emblemáticas.

Los frikis y el futuro

Trata bien a los frikis, algún día trabajarás para uno de ellos”.

Se llama frikis a esas personas que piensan o actúan de forma poco usual. Son aquellos que, muchas veces, son denominados como “extraños” o “excéntricos” y que en algunas circunstancias son objeto de burlas o rechazos.

Esta es una de las frases de Bill Gates que nos muestra otra perspectiva. Algunos de esos frikis serán, con el tiempo, los que innovaran, los que se impondrán sobre la forma de pensar de las grandes mayorías. Porque la innovación comienza por no ser como los demás.

Una de las frases de Bill Gates sobre la información

Ten en cuenta que la información es poder”.

Esta podría ser una de las frases de Bill Gates que más se ha repetido en todo el mundo. Es casi una consigna, o un mantra de la época. El acceso a la información ha modificado de forma decisiva las relaciones de poder en el mundo actual.

Tan es así, que un solo hacker, desde su casa, puede hacer temblar al sistema financiero, como se ha visto en varios desfalcos. De la misma manera, las fake news y la información que circulan a través de las redes sociales han logrado incluso poner y deponer gobiernos enteros.

La creatividad y la opinión ajena

Decimos a nuestros empleados que si nadie se ríe al menos de una de sus ideas, probablemente es que no están siendo lo suficientemente creativos”.

Este es un criterio que probablemente no tiene sentido en las empresas tradicionales, pero que, en cambio, rige el día a día de las empresas de vanguardia. Lo genial siempre tiene, en principio, algo de descabellado.

Para crear e innovar es necesario tener las puertas y las ventanas abiertas a la imaginaciónLos productos verdaderamente creativos puede que en un comienzo tengan el sello de lo absurdo o lo imposible. Causan risa incluso. Pero ahí está el germen de lo nuevo.

La responsabilidad personal

Si metes la pata no es culpa de tus padres ni de tus profesores, así que no lloriquees por tus errores y aprende de ellos”.

Esta es una maravillosa frase que llama a que asumamos la responsabilidad de nuestros errores. Incluye dos ideas interesantes. La primera y más obvia es la de no culpar a otros por nuestras equivocaciones. Una vez somos adultos, podemos responsabilizarnos en reparar las carencias o equivocaciones que pudieron tener quienes nos educaron.

De otro lado, la frase también indica que la razón de ser de los errores es un nuevo aprendizaje. Por lo tanto, un error no es, ni mucho menos, un motivo para lanzar una andanada de lamentaciones. Lo único inteligente es examinarlo y sacar un conocimiento nuevo a partir de él.

Los insultos a uno mismo

No te compares con nadie en este mundo. Si lo haces, te estás insultando a ti mismo”.

Compararnos con los demás es un ejercicio completamente inútil, pero además neurótico. Se insiste mucho en ello, pero resulta muy habitual que nos descubramos tomando, como punto de referencia, los logros y fracasos de los demás, para autoevaluarnos.

Bill Gates cataloga esta conducta como un insulto a uno mismo. A fe que lo es, porque de este modo estamos desvirtuando todos los elementos que nos otorgan particularidad e individualidad. Cada realidad es producto de múltiples factores específicos, así que es única e incomparable.

Todas las frases de Bill Gates destacan por su realismo y su agudo sentido común. Sin duda alguna, se trata de alguien que ha marcado toda una época. Vale la pena tomar en cuenta sus afirmaciones, pues provienen de alguien que ha entendido como pocos las lógicas del mundo actual.

Edith Sánchez

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*