Estos tres consejos impulsarán a las empresas españolas a la cima del e-commerce este 2021

2021 será el año en el que se consolide el e-commerce como un canal de mercado a la altura de la compra-venta en establecimientos físicos en nuestro país. La curva de crecimiento que se fue dibujando a lo largo del 2020, motivada por las restricciones de la pandemia, se mantendrá durante los próximos meses. La consultora Consultoria.io, líder en el sector de habla hispana, ha destacado las debilidades de aquellas empresas que, pese a haber dado el salto digital, no han optimizado los beneficios en términos económicos.

En este contexto, la compañía señala 3 claves para mejorar la estrategia de e-commerce de las empresas españolas de cara al nuevo año:

1. Sólo con crear la tienda y subir fotos a redes sociales no es suficiente

Mostrar los productos en redes sociales a través de fotos y descripciones es solo una pequeña pieza del gran entramado estratégico-comercial de los e-commerce. Hoy en día, hay que tener en cuenta otros puntos como el posicionamiento SEO, los procesos de venta, el trato al cliente o la diferenciación con respecto a la competencia.



2. Los anuncios son el último paso

Invertir dinero en publicidad puede ser útil; sin embargo, cada tipo de negocio requiere una clase de estrategia publicitaria que concuerde con sus objetivos, su target y su posicionamiento. Desde Consultoria.io advierten que esta táctica puede “llenar un ecommerce de potenciales clientes y generar ventas, pero deja muy poco margen de beneficio si no se cuida todo lo que no son los anuncios”.
Las alternativas parten de fidelizar a los clientes (aunque al principio sean pocos), optimizar la tasa de conversión y el valor del pedido medio.

3. Poner al cliente en el epicentro de la experiencia de compra

La personalización del customer journey, así como todas las acciones dedicadas a “mimar” al cliente para lograr que su experiencia sea satisfactoria serán la clave para el éxito. Las opiniones de los usuarios son lo que sitúan a una marca o negocio como referente dentro de la amplia gama que existe en el mercado. Por ello, todos los cambios y estrategias deben partir de un deseo por fidelizar y mejorar la experiencia de compra.

“No existe una tienda física que le haya ido bien que, al migrar al mercado online, fracase. Sin embargo, esto no significa que con poner en marcha un ecommerce esté todo resuelto, es fundamental implementar una estrategia de alto nivel para sacar el máximo partido a la venta online”, señala Jesús Orozco, CEO y fundador de Consultoría.io

Vía: Marketing Directo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*