El hábito #1 para el éxito!

Si hay algo que comparten todas las personas exitosas y que les permite llegar a generar grandes sumas de dinero o tener grandes resultados es: Creer en si mismos.

El empoderamiento sobre ellos mismos, el creer en ellos cuando nadie más lo hace, el confiar en que pueden lograr las cosas, el creer en su visión del mundo,  es un hábito que han desarrollado en la mayoría de las veces porque se han encontrado ante situaciones difíciles y han tenido que aprender a volverse mentalmente fuertes.

¿Cómo puedes tú desarrollar este hábito de creer fuertemente en ti?

Lo primero que necesitas hacer es tener una fuente de evaluación interna, este es un filtro mental que todos tenemos que nos indica si lo que hacemos está bien o mal por que alguien más lo dice o porque nosotros lo decimos.

Por ejemplo, Richard Bandler Co-Creador de la PNL cada vez que alguien se le acerca al final de un curso y le dice “Excelente curso, estuvo muy bien”, él momentos después puede llegar a comentar “¿Y este qué sabe de lo que hice en el escenario?” para él, él tiene el criterio superior para decir si su trabajo es bueno o no.

¿Cómo sabes tú que eres bueno en algo?, ¿Por qué alguien más te lo dice y te lo reconocen o simplemente porque tú lo sabes y lo crees?.

Lo ideal para creer fuertemente en ti, es que sepas que eres bueno en algo porque tú lo sabes y lo crees, por la autoevaluación que haces, sin necesidad que alguien más te lo reconozca, si es el caso contrario puedes comenzar a cambiarlo de la siguiente manera.

Cada vez que tengas que decidir algo, por pequeño que sea, no le preguntes ni comentes a nadie, al principio se puede sentir raro y hasta como que algo te falta, pero eso es normal, es debido a que comienzas a romper un patrón de comportamiento y a instalar otro.

Por ejemplo, si estás pensando en tomar un curso, lo quieres o te gustaría tomarlo, tómalo!, no vayas y preguntes o comentes “oye cómo ves si… qué te parece”, no busques la evaluación externa, la evaluación de alguien más, realiza una evaluación interna, haz lo que tú creas correcto.

Si quieres ver una película en el cine, olvídate de preguntarle a alguien “¿Qué tal está la película?, ¿Vale la pena?”, olvídate de leer o escuchar las criticas que tiene, si quieres verla compra tu boleto, ve la película y evalúala de acuerdo con lo que tú crees.

La idea es que le enseñes a tu cerebro a que la evaluación debe ser interna, debe venir desde adentro y no por lo que otros dicen.

¿De qué te va a servir esto?

Pues bien, para empoderarte, creer en ti cuando nadie más lo hace, seguir adelante cuando todos te critican, creer en tu visión del mundo, creer en que si puedes lograr las cosas y tener esa fortaleza mental en los momentos difíciles.

Este es el primer paso, cambiar tu fuente de evaluación.

¿Ya habías notado cómo era tu fuente de evaluación?, déjame tus comentarios y opiniones, me interesa saber que piensas.

Saludos de Omar Arroyo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*