¿Cómo evaluar si tu idea de negocio es buena o no?

No todas las ideas de negocios son buenas. Te contamos los criterios que debes seguir para determinar si merece la pena avanzar en la propuesta de negocio que tienes y cómo poder saber la viabilidad y potencial de tu empresa en el mercado.

Has pasado meses o incluso años buscando la idea perfecta para una pequeña empresa y por fin crees que la has encontrado. Ya estás listo para sumergirte en ella, abandonar tu trabajo y dedicarte por completo a poner en marcha tu propio negocio.

Antes de realizar cambios que alteren tu  vida o que no puedan deshacerse fácilmente si no salen bien,  es recomendable que te tomes tu tiempo para evaluar primero la idea de negocio y ver si tiene la trayectoria que esperas que tenga.

El primer paso de toda idea de negocio es saber si es una buena idea. Y esto no es más que un proceso de investigación y análisis para profundizar en el potencial de tu propuesta de negocio.

Estos son algunos consejos sobre cómo poder evaluar si una idea de negocio es buena o no.

Identificar el mercado objetivo

El paso más importante para calificar una idea de negocio es determinar quién comprará tu producto o servicio. Necesita crear una imagen de tu cliente ideal, lo que se conoce como buyer persona. Ten en cuenta factores como la edad, el sexo, el nivel educativo, los ingresos y la ubicación para crear su imagen.

Cuanto más puedas concretar la imagen de tu cliente ideal, mejor. No podrás determinar si existe un mercado para tu producto o servicio hasta que tengas una idea muy clara de a quién se lo estás vendiendo.

Luego, debes realizar un análisis de mercado: investiga para determinar qué tan grande es el sector en el que vas a entrar, como de saturado está y si hay espacio para que asuma un producto o servicio más a la mezcla.

Una vez que hayas analizado el mercado y tu clientes ideal podrás hacerte una idea más aproximada de si existe o no una demanda a cubrir, si tu proyecto tiene cabida y si realmente existe un lugar para tu negocio.

Conoce por qué tu producto es diferente

Durante tu investigación anterior probablemente descubras que hay otras empresas que ya ofrecen productos y servicios iguales o similares a tu mercado objetivo. Pero no desesperes.

Esto no significa necesariamente que tu idea no sea buena o que no tendrás éxito si inicias tu negocio. Pero ciertamente dice que necesitas identificar muy bien qué diferencia a tus productos y servicios de la competencia. Puede hacer esto creando una Propuesta Úica de Valor o Unique Selling Proposition (USP).

Un USP identifica qué hace que tu negocio sea diferente y por qué tus clientes objetivos deben elegirte sobre la competencia. Además será una herramienta muy efectiva que te ayude a definir tu marca y hacer que tu negocio sea memorable.

En resumen, esta propuesta debería hacerte reflexionar sobre los puntos fuertes y las debilidades de tu negocio así como las oportunidades que ofrece el mercado y los inconvenientes que este impone.

Investiga a la competencia

Del mismo modo que necesitas saber quién es tu cliente ideal, también necesitas saber quién será nuestro principal rival  o ante quién vamos a competir. Es por esto que es realmente importante hacerse una idea de quiénes son nuestros competidores antes de avanzar con nuestra idea de negocio.

Para saber si tu propuesta de empresa es buena y conocer a tus futuros rivales puedes llevar a cabo un análisis competitivo en el que identifiques tus principales competidores. Busca en Internet, o en el barrio si pretendes montar un pequeño negocio local quien está haciendo lo mismo que tú. Intenta hacerte una idea de su poder, de cómo puedes

Necesitas conocer cosas como qué mercados o segmentos de mercado sirven tus competidores; qué beneficios ofrecen; por qué los clientes les compran y en la medida de lo posible analiza y conoce sus productos, servicios, precios y promociones. Con estos datos será más fácil analizar las posibilidades que tiene nuestra idea de negocio de triunfar frente a la competencia.

Analiza tu viabilidad financiera

Otro factor muy importante que influye en la validez de una idea de una pequeña empresa es el dinero. ¿Cuánto costará lanzar tu negocio? ¿De dónde vendrá ese capital? ¿Cuáles serán tus gastos iniciales y cuáles serán permanentes? ¿Cuál es tu potencial ganancia una vez que  tu negocio esté funcionando?

Estas son algunas preguntas claves que deberás responder siempre antes de que inicies cualquier paso en la puesta en marcha de tu empresa. Llevar a cabo un análisis financiero será fundamental para conocer la viabilidad de nuestra idea de negocio. Deberás asegurarte de considerar todas las posibles fuentes de capital, mientras piensas cómo puedes iniciarte y limitar la inversión necesaria desde el primer momento.

Esto puede parecer mucho trabajo, pero te alegrarás de haberlo realizado una vez que has decido tomarte en serio esa   idea de negocio.

Si determinas que tu propuesta no va a funcionar, puedes sentirse decepcionado, pero evitarás perder tiempo y dinero. Si parece que después de estos análisis tu idea de pequeña empresa tiene potencial con esta investigación, tendrás mucho recorrido en tu siguiente paso para la puesta en marcha de tu negocio.

Vía | The Balance

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*