Aumenta tu inteligencia social y vuélvete más persuasivo

Handshake of two business people in the office

Si quieres aumentar tu inteligencia social y ser mucho más persuasivo, esta es la información correcta!

Lo primero a entender es que TODAS las interacciones sociales atraviesan las siguientes etapas:

Interés > Confort > Conexión/Rapport

En ese orden suceden, no importa si buscas vender, hacer negocios, ampliar tu circulo social, buscar pareja o tener socios; esa es la estructura.

¿Por qué en ese orden?

Si  primero tratas de iniciar una conversación obteniendo confort, cosas en común, conectar con las personas vas a obtener autentico desinterés, es cómo cuando el tío “incomodo” comienza a preguntarte sobre tu vida personal y tú no tienes el menor interés en establecer una plática con él, ni hablarle de tus cosas.

En éste articulo nos vamos a centrar en la primera parte, el Interés y a su vez en un sencillo, pero crucial paso que sucede dentro de él.

Primera Parte –  Generar Interés con Desinterés Activo

En todas las amistades, alianzas de negocios, relaciones personales, amorosas, etc… existe primero un INTERÉS, ya sea que te acerques a una persona porque tengas interés de que te haga compañía mientras caminas por una calle oscura o que te acerques para que te presente a alguien o para subir tu valor social, porque quieres hacer negocios o porque quieres venderle algo, pueden ser muchos los motivos, pero detrás de ellos existe un interés genuino y los motivos pueden ser muy similares cuando alguien se te acerca o está contigo.

Ahora, ANTES de iniciar una interacción deberías establecer un objetivo, dirección o lo que deseas obtener de una interacción social, y este objetivo es directamente proporcional a la cantidad de interés y atención que debes obtener o generar.

Si lo que buscas es un resultado en especifico, es importante que sepas cuales piezas pueden llegar a dificultar la situación, cómo prevenir los movimientos, cómo mover esas piezas, saber evaluar lo que está sucediendo en el momento, saber manejar las cosas que pueden surgir dentro de la interacción pero que están fuera de tu control, esto lo haces desarrollando un pensamiento estratégico.

Es importante saber preparar y poner a las personas en el estado mental y emocional adecuado antes de plantear tu idea, dirigir la conversación y hacer que te siga su subconsciente, además de no salirte de la estructura de comportamiento humano por la cual atraviesan todas las interacciones para que todo fluya de manera “natural”.

Una de las principales reglas de la inteligencia social, es que la persona con la que estás interactuando tenga un nivel de interés alto hacia ti, antes de intentar generar confort, conexión o cualquier tipo de rapport para conseguir tu objetivo.

Por ejemplo, si deseas cerrar un negocio, el interés que debe tener la otra parte hacia ti es alto, sin en cambio si lo que deseas obtener es que te den la hora, pues no necesitas obtener de la otra parte hacia ti demasiado interés o atención, sólo necesitas que te escuche, cómo te decía, es proporcional.

También la cantidad de interés o complacencia en cada persona es distinto, hay personas que con la mínima cantidad de interés hacia ti pueden acceder a muchas cosas y hay personas que definitivamente sí necesitan tener mucho interés para poder acceder o ayudarte o hacer algo por ti.

Ahora, sea cual sea el motivo por el que te acercas a una persona, no debes mostrar demasiado interés en tú “objetivo de la interacción”, ni al INICIO,  pues lo que estarías proyectando es “escasez” y ese es uno de los “valores de comportamiento humano” que menos nos ayudan.

En lugar de eso, lo que debes hacer una vez que te acercas, es mostrar desinterés activo, éste tipo de desinterés/actitud/comportamiento es un comentario que sirve para mostrar que no tienes demasiado interés en la interacción o en “el objetivo de la interacción”, simplemente estás participando, esto sirve para varias cosas.

1 – Obtener la atención
2 – Distorsionar la realidad
3 – Eliminar las “objeciones” de la otra persona
4 – Comienzas a tomar el control de la interacción
5 – Presupone que no intimidan y que tienes igual o mayor valor social.

Imaginalo de ésta forma, te encuentras platicando con una amiga y se te acerca alguien interrumpiendote y te hace preguntas personales e incomodas y sigue hablando e insistiendo mientras te quita el tiempo… ¿Cuál sería tu reacción? ¿Qué sentirías?, lo más probable es que te moleste, porque te interrumpió y a partir de ahí tu respuesta sería “NO” o a la defensiva.

Ahora, que pasaría sí él supiera de inteligencia social y persuasión, se acerca y dice “hola”, volteas y antes de decirte cualquier otra cosa te hace un comentario sobre tu apariencia y te dice “Creo que te despeinaste un poco” o entra a la conversación pero te ignora y casi te deja fuera, ¿Cuál es tu reacción?, lo más probable es que haya cambiado tu enfoque y ahora estés pensando tu peinado o te sientas ignorado, también es probable que te de un  poco de “pena” y “te percibas con valor social más bajo” momentaneamente.

Ya no tiene sel control, ¿Verdad?

¿Qué haces en ese caso?, si  no hablas y escuchas, significa que él ya tiene el control de la interacción y está mostrando mayor valor social, además si su objetivo era venderte algo o pedirte algo, va a ser más fácil convencerte de que le compres algo, si por otra parte, tratas de tomar el control de la interacción y tomar una parte activa, Felicidades! acabas de entrar en la primera de 4 etapas de la mente, “pelear!” y sabemos que estás peleando por tratar de volver a ser el centro de atención y ahora tu vas tras de él y no al revés.

Pequeños pero valiosos segundos, que pueden hacer la diferencia en tus interacciones sociales.

Esto es sólo un ejemplo, no significa que la inteligencia social se aplique únicamente a las ventas, sólo quería que te dieras cuenta de tu reacción en los dos casos en que se acerca alguien con un objetivo en mente, porque la reacción de la otra persona cuando apliques la inteligencia social y la persuasión puede ser muy similar.

La inteligencia social y la persuasión no es exclusiva para una sola cosa, puede ser aplicada para cerrar negocios, socializar, controlar tus interacciones sociales, escalar socialmente, conseguir un mejor trabajo, llevarte mejor con tus compañeros de trabajo o tu jefe, conseguir pareja, conseguir inversionistas, aumentar clientes, etc, vaya… se aplica donde exista una mente y una interacción.

Dentro de ésta primera etapa de la estructura (INTERÉS), hay varios pasos que se deben realizar, cómo utilizar el humor, aumentar la percepción hacia ti del valor social, calificar a las personas, ciclo de complacencias y algunas otras técnicas.

Dentro del ejemplo del vendedor utilizamos una sencilla herramienta llamada “Desinterés Activo” y al utilizarla hacemos uso de la “paradoja del interés”.

Cuando muestras demasiado interés en algo, la respuesta que obtienes es = desinterés.

cuando muestras desinterés de manera activa, la respuesta que obtienes es  = interés.

Así que ya sabes que hacer para aumentar tu inteligencia social y volverte más persuasivo, en otro post hablaré de las siguientes etapas.

¿Cómo te gustaría aplicar la inteligencia social y persuasión?, ¿Cómo te puede ayudar?, déjame tus comentarios.

Saludos de Omar Arroyo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*