Antes de emprender un proyecto conócete a ti mismo

Tanto a la hora de emprender un proyecto como a la hora de buscar un trabajo, lo ideal sería que conociéramos nuestros puntos fuertes, algo que va más allá de poner una descripción tipo en un currículum. Ser consciente de nuestra valía nos ayudará a hacer grandes cosas.

Muchas veces no sabemos de lo que somos capaces de hacer porque no hemos explorado nuestros propios límites. Se dice mucho la frase: “salir de la zona de confort”, pero se practica poco y cuando de veras se cumple, se crece a nivel personal y profesional.

Al igual que cuando vemos una foto o escuchamos nuestra voz en una grabación nos criticamos, en general, tendemos a destacar los rasgos más negativos de nuestra personalidad: ‘Soy tímido’, ‘Soy demasiado impulsivo’, ‘Me falta ambición’, ‘Me enfado con facilidad’, ‘No sé qué hacer con mi vida’

Y así, hasta el infinito. ¿Qué ocurre entonces con los aspectos positivos?Si los dejamos a un lado, nuestra autoestima se verá mermada y lo de conseguir metas a cualquier nivel lo veremos como un imposible por esa falta de capacidad para poner el foco en nuestras fortalezas.

Todos tenemos, en mayor o menor medida, la posibilidad de desarrollar nuestras capacidades, lo que ocurre es que no siempre somos conscientes de ello. Lo importante es creer en ti mismo.

Existen falsos mitos que nos llevan a creer que determinadas habilidades son:

  • Cuestión de genética. Aunque todos nacemos con un potencial determinado, esto no quiere decir que, con el tiempo y la experiencia, podamos aumentarlo de forma considerable.
  • Con la edad disminuyen nuestras capacidades. Falso. Mantener el cerebro activo ayuda a aumentar las conexiones de las neuronas, un potencial que podemos mantener durante toda la vida. ¿Qué le pasa entonces a las empresas con los mayores de 40?
  • Si no tienes buena memoria, no hay nada que hacer. La memoria es uno de los rasgos de los que componen las capacidades cognitivas. Si desarrollamos todos los demás: inteligencia, creatividad…, podremos compensar esta falta.

Así que frente a un proyecto empresarial, o a un posible trabajo, convéncete de que puedes hacerlo o, al menos intentarlo. Una persona que no cree en sus propias capacidades no se esforzará lo suficiente para conseguir sus objetivos, ya que al surgir dificultades, se dará por vencido demasiado pronto.

Por esta razón, confiar en uno mismo te ayudará a ir más allá de lo que tenías previsto. Sobre todo porque no cejarás en tu empeño y le dedicarás más tiempo y energía. Ser perseverante ayuda a llegar más lejos, con o sin limitaciones. Y hoy día esa capacidad vale más que cualquier título.

Related Post

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*