4 estrategias para que el cansancio no se asiente en tu vida laboral

El trabajo puede causarnos gran fatiga en el día a día, debido a la gran carga de tareas que debemos realizar o al estrés que nos producen los proyectos. Estas 4 estrategias para que el cansancio no se asiente en tu vida laboral son muy útiles.

El agotamiento que nos produce tener tantas cosas que hacer a diario puede acabar eclipsándonos y causándonos frustración, por eso es necesario conocer ciertas estrategias para que el cansancio no se asiente en nuestras vidas laboralesy perjudique nuestro futuro.

Muchas personas viven en una situación de estrés constante debido a sus trabajos, por eso es necesario controlar este agotamiento y los dolores físicos que pueden surgir a raíz de esto. Estas 4 estrategias pueden hacer que el cansancio no se asiente en tu vida laboral:

  1. Reconoce cuándo el agotamiento se instala en tu cuerpo: Lo primero para luchar contra el cansancio es ser consciente de ello. Hay que tener claro que es un problema, y consta de 3 componentes principales: el agotamiento, que es la fatiga tanto emocional, física y cognitiva que hace que perdamos la eficacia en nuestras tareas; el cinismo, que se puede observar en la baja participación, convertirse en una persona negativa y desapegada con los compañeros; y la ineficacia, que implica una falta de productividad e incompetencia.
  2. Gestiona tu energía de forma efectiva: Cuando hayas identificado tus síntomas, debes tomar conciencia de lo que haces con tu tiempo. Escribe durante una semana qué actividades realizas y cuánto tiempo dedicas a cada una. Así podrás actuar e invertir más tiempo en hacer cosas que te den energía y reduzcan tu estrés.
  3. Vuelve a estructurar tu cerebro: El estrés crónico puede afectar a tu cerebro de forma muy negativa, por eso debes entrenar tu mente para restablecer tus vías neuronales sanas. Intenta separar tus pensamientos, y podrás saber cuáles son los que te causan mayor agotamiento. Hay coaches que ayudan a que las personas tengan una visión más objetiva de los problemas que les ocupan la mente, y ayudan a ver con más claridad las posibles soluciones.
  4. Graba tus comportamientos: Identifica los comportamientos que te hacen sentir que estás avanzando en tu vida laboral, y piensa en lo que estás haciendo para que estos comportamientos se bloqueen por otras circunstancias. El cansancio es el resultado de un estrés prolongado, por tanto afecta a tus comportamientos con el tiempo. Con el tiempo podrás reconocer qué es aquello que te cambia el humor, y las actividades positivas que puedes realizar. Por ejemplo, si uno de los comportamiento que hace que te sientas bien es ir al gimnasio 5 días a la semana, y el agotamiento solo te permite ir 2 días, tienes que volver a cambiar tu rutina para cuidarte de nuevo.

Estas 4 estrategias pueden hacer que el cansancio no se asiente en tu vida laboralni personal, y puedas seguir una vida saludable con nuevas actividades y rutinas que hagan desaparecer tu cansancio emocional y físico.

Escrito por Alicia Ruiz Fernández

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*