La falta de concentración y la multiplicación de distracciones son algunos de los problemas que más pueden distorsionar y dificultar la realización de las tareas profesionales en tu puesto de trabajo. Con esta infografía a mano, podrás luchar contra ellas de forma efectiva.

Las distracciones se reproducen como esporas en la era digital y entre las notificaciones de redes socialesla adicción al smartphone, la proliferación de aplicaciones de mensajería instantánea o la casi extendida obligación social de perfeccionar la capacidad de enfrentarse al desafío del multitasking, mantener la concentración parece cosa de unos pocos o requiere poner en práctica estrategias como el Deep Working.

Por una parte, todo el mundo tiene días malos, mañanas tras noches de insomnio o poco descanso o problemas para depositar todo el enfoque y motivación en una tarea concreta en un momento determinado. El contexto también es fundamental, ya que un ambiente tóxico de trabajo, el exceso de ruido en la oficina, malas infraestructuras tecnológicas o un espacio de trabajo desordenado o poco adaptado -algo que sufren algunos freelances que desarrollan su actividad desde casa– puede entorpecer la concentración.

De todos modos, las distracciones a menudo se esconden en tu bolsillo, a escasos clics o a un golpe táctil de distancia. Pasar su día de trabajo comprobando tu teléfono, entrando en Facebook o consultando Tinder no te va a llevar a buen puerto. Interrumpir la jornada para mirar vídeos de Youtube o responder al grupo de WhatsApp de tus amistades, tampoco.

En la siguiente infografía encontrarás un puñado de hasta veinte valiosas claves para permanecer concentrado. Entre ellas hallarás todo tipo de consejos, desde dormir las suficientes horas cada noche para rendir adecuadamente a permanecer hidratado y beber agua a lo largo de la jornada laboral, realizar descansos periódicos o apagar las notificaciones de medios sociales. Saber ordenar las tareas por prioridad, gestionar adecuadamente el correo electrónico o ser más organizado en tu vida digital son los primeros pasos en el camino por lograr alcanzar el nirvana de la concentración.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *