De empleado a emprendedor ¿Cómo hacer una suave transición?

¿Ser empleado o empresario? Un dilema que puede ser que estés buscándolo en la web, pero nada fácil de contestar. Seguro ya te has leído más de un post por allí donde te cuentan lo maravilloso que es ser empresario, eres tu propio jefe, no tienes techo para recibir ganancias, trabajas cuando quieres y recibes mucho dinero mientras duermes o te vas de vacaciones. Bueno no quiero decepcionarte, porque realmente amo la vida de un emprendedor, pero la verdad es que no es tan fácil como lo cuentan. Tiene sus ventajas y desventaja que no dependen se ser emprendedor sino de las habilidades y pasiones que a ti te motiven en la vida. Es decir, depende más de ti que del acto de emprender.

Y si has decidido emprender porque te pagan muy poco en tu actual trabajo, porque que estás harto del maltrato de tu jefe, encuentras que necesitas más tiempo para estar en casa y disfrutar tus hijos, no te recomiendo que abandones a la ligera tu trabajo.

¿Te confundo con lo que te digo? Bueno, mi propuesta es que hagas una suave transición. Y en este post te explico cómo hacerlo.

9 Pasos que tienes que hacer antes de dejar tu empleo

1. Pon tu línea de aprendizaje en orden

Antes de dejar tu empleo debes poner tu línea de aprendizaje en orden, esto es todo aquello que has aprendido como empleado (tanto lo que te gustó como lo que no). No importa todo lo que hayas sufrido, esa línea de aprendizaje que obtuviste como empleado es tuya, es tu propia historia, no la tires a la basura como si no tuviera ningún valor.

Refuerza lo positivo esto te ayudará a entrar en tus emprendimientos con habilidades que pueden servirte al principio. Después de todo, un emprendedor es empleado de su propia empresa durante varios meses y hasta años. Luego, apunta lo negativo, esto te ayudará a ser un mejor jefe con tus empleados que seguro los tendrás muy pronto.

2. Destaca las habilidades aprendidas como empleado

Para esto, un consejo que te doy es que solicites un informe de tu vida laboral, este informe recoge cronológicamente la relación que has tenido con todas las empresas que has firmado contrato. De esta manera, puedes darte cuenta las actividades que desempeñaste, el tiempo que duraste en cada uno, recordar la experiencia tenida y ponerte en contacto con lo que sientes mientras lees el informe.

Si estás en España, este post te va a interesar, ya que te explica cómo pedir la vida laboral en 5 minutos.

3. Hazte consciente que la mentalidad de empresario vs empleado es diferente

Los trabajadores asalariados aspiran cosas distintas a las que aspira un emprendedor. Por lo general, las personas que prefieren un empleo son personas que necesitan estabilidad en sus vidas y sentir su futuro asegurado. Mientras que un emprendedor se motiva por algo más grande que la estabilidad financiera y eso es lo que lo hace asumir riesgos. En algunos casos es su autorrealización, en otros su sueño y a muchos les apasiona tener la oportunidad de construir algo desde 0.

4. Conecta alguna de tus pasiones con un modelo de negocio

Los emprendimientos, principalmente el primero, debe estar conectado con algo que te guste, te motive. Ya que en el camino caerás muchas veces y necesitas tener energía para levantarte y eso lo logras con pasión. Eso sí, nada de tomarlo como un hobby, recuerda que es un negocio y por tanto debe producir dinero para ti y tu familia. Así que conecta tu pasión con algún modelo de negocio que funcione para ti.

Aquí te dejo varios ejemplos e ideas de negocios que pueden gustarte.

5. Crea un producto mínimo viable

Antes de dejar tu empleo debes probar si lo que tienes en mente funciona. Ya que probablemente tu fuente de inversión en el negocio sea tu propio sueldo y si no tienes empleo serán tus ahorros. Mejora tus productos con el feedback de esos clientes potenciales que al principio pueden ser tus compañeros de trabajo, familiares o amigos.

6. Crea un plan de negocio

Es el momento de crear un plan de negocio formal que tome en cuenta los riesgos y beneficios del negocio, el perfil de tu cliente potencial, la inversión que necesitas para arrancar, el equipo y perfil de las personas que te acompañarán en la aventura y tu lugar dentro del negocio ¿tienes un perfil adecuado o te hace falta desarrollarlo?

7. Mejora tu perfil de ser necesario

Las habilidades que tuviste como empleado no necesariamente te han preparado para ser emprendedor. Verifica qué habilidades te hacen falta para emprender y estúdialas antes de abandonar tu empleo. El trabajo te ayudará a pagar tus estudios o cursos que necesitas para adquirir ya sean habilidades técnicas o habilidades blandas para cambiar tu mentalidad de empleado a emprendedor.

8.Asegura tus finanzas por 6 meses

Es importante que ahorres para mantenerte durante los primeros meses de tu emprendimiento. Siempre hay que ser precavido, ya que esta es una actividad de riesgo. Al principio una de las cosas que tendrás que aprender a adquirir es una nueva mentalidad de empresario, no de empleado.

9. Consigue todos los permisos necesarios

Lo ideal es que consigas todos los permisos que necesites para poner en marcha tu proyecto. Incluso que ahorres para darte de alta como autónomo o para hacer el registro de tu empresa, según hayas planteado tu modelo de negocio.

Ahora sí, estás preparado para lanzarte a esta aventura de ser emprendedor. Como puedes ver, es posible ser empleado y emprendedor a la vez, incluso si ya tienes un empleo es lo más conveniente durante los primeros meses. Pero pasar de empleado a emprendedor no es un paso que se tome a ligera, disminuir los riesgos es lo más conveniente. Pero hay un punto en que tendrás que decirle adiós a tu empleo, sin tener un negocio rentable asegurado. El éxito de tu negocio depende de entregar el 100% de tu tiempo durante los primeros años.

El Nuevo Entrepreneur

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*