El e-commerce, un lobo feroz que no se zampará (del todo) al tradicional comercio offline

Con sus vertiginosas cifras de crecimiento, el e-commerce amenaza con reducir prácticamente a la nada a las tiendas físicas de toda la vida. De hecho, en determinadas categorías de productos hay ya consumidores que prefieren el comercio electrónico al clásico retail offline. Sin embargo, y con la vista puesta ya en el futuro, seguirá habiendo áreas en las que el consumidor siga prefiriendo los puntos de venta físicos a la tiendas online. Así se desprende al menos de un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por MiQ.

El informe puso bajo la lupa seis categorías diferentes de productos para evaluar el método predilecto de compra del consumidor en el futuro (teniendo en cuenta para ello sus hábitos actuales de consumo). Y en tres de ellas el consumidor seguirá decantándose por las tiendas tradicionales: los alimentos (46% offline vs. 17% online), los productos de uso doméstico (34% vs. 20%) y la ropa (33% vs. 24%).

La venta de alimentos, de productos de uso doméstico y de ropa seguirá siendo canalizada mayoritariamente a través del retail offline en el futuro

Aun así, y pese a que en estas tres áreas el consumidor se dispone a utilizar con más asiduidad el retail offline en los años venideros, estos segmentos acumulan hoy por hoy buena parte sus compras online. No en vano, los consumidores dicen comprar alimentos en la red de redes en casi un tercio de las ocasiones (29%). Y los porcentajes alcanzan cotas aún más elevadas en el caso de los productos de uso doméstico (35%) y la ropa (38%).



Particularmente presto se muestra el consumidor a comprar online en tres segmentos: los viajes (44%), la electrónica de consumo y la tecnología (40%) y el entretenimiento (39%).

De cara al futuro hay más consumidores dispuestos a reservar sus viajes offline (33%) que online (20%), mientras que en las otras dos categorías comercio online y offline están virtualmente empatados.

Conviene hacer notar, por otra parte, que el e-commerce no es sinónimo de satisfacción plena por parte del consumidor. El segmento que registra online menor índice de compradores satisfechos es el de los alimentos (38%). Colman, en cambio, de satisfacción al consumidor (cuando apuesta por el comercio electrónico) el entretenimiento (59%) los viajes (57%), la electrónica de consumo y tecnología (57%) y la ropa (52%).

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *