Coca-cola dice adiós a su aceleradora de startups

Coca-cola se ha cansado de las startups. Bien porque no ha conseguido encajarlas en su estrategia de negocio, bien porque no ha dado con la tecla adecuada para seleccionar buenos proyectos, lo cierto es que la decisión ya está tomada: cierra su aceleradora de startups.

Como os contamos en su momento en MuyPymes, en 2014 la multinacional americana puso en marcha su Coca-cola Founders Program, aceleradora corporativa que prometía una inversión de hasta un millón de euros para el desarrollo de nuevos proyectos.

Además y a diferencia de otras aceleradoras corporativas, Founders Program tenía entre sus objetivos el invertir directamente  en personas que tuviesen una idea de negocio innovadora y no sólo en startups que ya hubiesen dado sus primeros pasos.

Desde su presentación en sociedad, Coca-cola ha seleccionado doce startups a las que acompañar en su recorrido. De estas, únicamente Wonolo (startup similar a Cornerjob o JobToday) ha conseguido superar las primeras etapas de rondas de inversión, mientras que el resto se siguen desempeñando tres años después, de forma muy modesta.

Tras estos pobres resultados, a finales de 2016 el responsables del programa y VP de innovación, David Butler, anunció que abandonaba la compañía. Como carta de despedida, se confesó en TechCrunch  en un artículo en el que explicaba que cuando funcionaba, la combinación entre startups y grandes compañías podía funcionar muy bien pero que en muchos casos (no explica si el de Coca-cola es uno de ellos) las corporaciones presionan demasiado a las startups para que resuelvan problemas que, por su propia naturaleza de compañías de reciente creación, no puede afrontar.

De momento y tras el cierre del Coca-cola Founders Program, la compañía se compromete a mantener el compromiso con las startups en las que ya ha invertido. No obstante, repite una vez más, de momento deja en suspenso este tipo de iniciativas.

Un artículo escrito por Roberto de Juana

También te puede interesar