Brexit: buscamos la próxima Londres para tu startup

La semana pasada os contábamos que consumado el Brexit, “Londres ya no es la capital favorita para las startups”. Y una de las razones que apuntábamos entonces es por la dificultad que van a tener sus empresas para seguir atrayendo el mejor talento. ¿Qué ciudad va a ocupar el trono que deja la gran Londres? Tal vez todavía sea pronto para saberlo, pero ciudades como Dublín, Frankfurt o Estocolmo encabezan todas las apuestas. Esta es nuestra particular quiniela.

Dublín

Pocas horas después de producirse el Brexit, los ojos de miles de startups empezaron a poner sus ojos Dublín. Para muchas empresas el salto a Dublín más que un sacrificio, es un paso lógico.

En primer lugar Dublín comparte con Londres su carácter anglosajón y hay pocas diferencias culturales entre ambas capitales, por lo que las startups genuinamente británicas o norteamericanas seguramente encontrarán en la capital irlandesa una opción atractiva.

En segundo lugar hay que tener en cuenta la generosidad financiera con la que Irlanda trata a las empresas tecnológicas. Si Google, Apple o Facebook se han establecido en Dublín para gestionar sus operaciones en Europa, resulta razonable pensar que esas ventajas fiscales podrían ser atractivas para todo tipo de startups y pequeñas empresas de base tecnológica.

La jugada irlandesa tiene tanto sentido que el mismo día en que se produjo el Brexit, el responsable irlandés para el desarrollo de startups escribía en un e-mail lo siguiente: “Thanks to Brexit we have a new opportunity to attract Europe’s serial or first-time entrepreneurs to set up shop in Dublin. With Brexit comes opportunity. Let’s not waste it.”

Frankfurt y Berlín

El desarrollo de un ecosistema emprendedor sano está directamente relacionado con un ecosistema financiero fuerte y dinámico, estableciendo entre ambos una relación casi simbiótica. Londres ha sido durante mucho años ese faro financiero dentro de la UE. Pero ahora que la luz se apaga, llega el momento de buscar un nuevo espacio cuya luz atraiga el dinero de inversores y capital riesgo dispuesto a invertir en Europa.

Frankfurt podría ser esa ciudad. Eliminada Londres de la ecuación, la ciudad alemana se convierte automáticamente en el gran centro financiero de la UE. La presencia del BCE y de otras entidades financieras puede convertirse en un nuevo imán para el emprendimiento en la Europa continental.

Por otro lado la ya envidiable posición de Alemania en la escena startup sale reforzada. Además de Frankfurt, a partir de ahora habrá que tener cada vez más en cuenta a Berlín. La capital alemana no sólo ha sido hasta ahora una ciudad joven, dinámica, lanzadera de startups como Soundcloud o Zalando, sino que es el cuartel general de Rocket Internet, la company builder y aceleradora de startups más grande de Europa.

Dublin-Rio

Estocolmo

La capital de Suecia tiene casi todo lo que se necesita para triunfar en el mundo de las startups: grandes infraestructuras tecnológicas, ciudadanos “del mundo” con una gran amplitud de miras, emprendedores que no se pegan al territorio y un músculo financiero global.

Este caldo de cultivo ha dado lugar a empresas tan interesantes como Spotify, MySQL, o Mojang (desarrolladora de Minecraft) aunque también a proyectos más “polémicos” como Kazaa o The Pirate Bay.

Si examinamos el ranking de los diez principales unicornios europeos, encontramos dos suecos (Spotify y Klarna), lo que habla de la fortaleza de su escena.

Tallin

El éxito de Skype ha funcionado como efecto llamada y en los últimos años la ciudad ha sido “bendecida” por decenas de business angels e inversores en busca de nuevas startups y talento que respaldar.

Desde el propio gobierno se trabaja en impulsar la escena emprendedora gracias a la figura de las smartcaps, una fórmula de financiación mixta (en la que el gobierno participa con inversores privados), que ha sido capaz de revolucionar la escena de la capital.

Tal y como en su momento publicó The Wall Street Journal, “Estonia, que es el 132 país más pequeño del mundo, produce más startups por habitante que cualquier otro país de Europa”.

¿Y en España?

En España las opciones más claras con Madrid y Barcelona. Las dos ciudades ibéricas han conseguido en los últimos años escalar posiciones entre las ciudades más atractivas en las que montar una startup.

De hecho un reciente informe publicado por EU-Startups situaba a Barcelona como la quinta ciudad más interesante de Europa en esta materia, ocupando Madrid la sexta posición. Las dos ciudades ganarían una posición si tenemos en cuenta que Londres ocupaba la primera posición en este ranking.

Madrid y Barcelona gozan además de una relación especial con Latinoamérica por lo que ambos hubs sirven de puente entre ambos continentes.

Sin embargo su posición geográfica, un tanto alejada de los grandes centros financieros y políticos de Europa las alejan de muchas oportunidades de inversión.

Un artículo escrito por Rodolfo de Juana

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *