Los más jóvenes son huesos duros de roer y juzgan a las marcas en función de las experiencias móviles que éstas tienen a bien regalarles. Más de la mitad de losmillennials rechaza de plano los productos y los servicios de empresas cuyas apps no están a la altura de sus expectativas. Así lo concluye un reciente estudio internacional de la empresa de software Oracle y de la compañía de investigación de mercados Opinium Research.

Para llevar a cabo este informe, Oracle y Opinium Research pulsaron la opinión de jóvenes de entre 18 y 34 años procedentes de Europa, Asia y Norteamérica.
El 55% de los jóvenes consultados por Oracle y Opinium Research confiesa que no tiene apenas en consideración los productos y los servicios de marcas cuyasapps le han provocado decepción con anterioridad.

Y no sólo el eso. El 39% de los millennials pone en alerta a sus amigos y conocidos cuando ha tenido una mala experiencia en el ámbito móvil con una marca.
Para el 27% de los nativos digitales una mala app es en general sinónimo de productos y servicios de mala calidad.
Pese a ser muy exigentes, los millennials están en general muy abiertos a las aplicaciones móviles. No en vano, el 73% desea poder comprar productos y servicios desde las apps de las marcas. Y el 71% quiere tener la posibilidad de gestionar sus facturas desde los smartphones y los tablets.
Lo que más saca de quicio a los nativos digitales en su relación con las apps móviles de las marcas es la ausencia de orientación al cliente. El 56% reniega, por ejemplo, de las notificaciones push que no se ajustan a sus deseos y necesidades personales.