¿Dispones de un ecommerce, pero tu tienda online no aparece en los primeros resultados de Google? Más del 80% de los clics de cualquier búsqueda en Google corresponden a los tres primeros resultados, así que si tu tienda online está en la página 15 de resultados, necesitarás empezar a optimizar tu SEO para no quedarte atrás de tus competidores. Hay una diferencia abismal entre salir el primero en Google y salir el segundo. El primer resultado, ya sea por posicionamiento orgánico (SEO), o por SEM, se lleva el 50% de los clicks, mientras que en el segundo, solo hacen clic el 13 % de los usuarios que realizan dicha búsqueda.

Teniendo esto en cuenta hay una serie de trucos que pueden venirnos muy bien para sacarle más partido al ecommerce.

1- Optimiza las etiquetas de tu página Web

Las etiquetas existentes en el código HTML son leídas e interpretadas por los robots/arañas de Google para valorar tu sitio Web. No olvides incluir las palabras clave referentes a tu negocio en las etiquetas Title, el texto que aparece en azul en las páginas de resultados de Google, y en la Metadescription, la descripción que aparece debajo del Title.

seo

2- Registrar tu tienda online en directorios gratuitos

Pese a que parezca irrelevante, esto supone un gran empuje a la hora de poder prosperar en cualquier ecommerce. Debes incluir las palabras clave referentes a tu negocio a la hora de registrar tu tienda online.

3- Cuida tus URLs

Una URL amigable debe componerse de nombres inteligibles. Prioriza el guión medio para espaciar las palabras clave, ya que las palabras clave que contienen las URLs son muy importantes para Google. Trata de evitar a toda costa las URLs constituidas por palabras demasiado largas.

4- Crea un Blog

El blog se está destapando como el vehículo perfecto para producir contenido. Es una muy buena forma de comunicarse con tus clientes, y bien trabajado, puede conseguir aumentar considerablemente el número de leads que recibes.

5- Los ALT de las imágenes

Las etiquetas ALT se usan en las imágenes como ‘alternate text’, es decir, un texto que describe la imagen. Google no puede ver las imágenes y analizarlas, pero puede leer el nombre de esas imágenes. Antes de subir las imágenes a tu sitio Web, renómbralas con las palabras clave que se más se adecuen al contenido que ilustran.

6- Evita el contenido duplicado

Cuando un mismo contenido es localizado en 2 URLs diferentes, Google llega a la conclusión de que es contenido duplicado, por lo que va a considerarlo de baja calidad. Evita duplicar contenido si no quieres ser penalizado por los motores de búsqueda.

7- Aumenta el número de enlaces hacia tu Web

El Page Rank permite a Google determinar la relevancia de un sitio Web. De hecho, cuánto más alto sea tu Page Rank, más ocupará la parte superior de los resultados. Colaborar con otras tiendas online o sitios Web te ayudará a aumentar tu Page Rank.

8- Analiza y mide todo lo que pasa en tu Web. Sigue tus progresos con Google Analytics

Es una herramienta muy poderosa de análisis de tráfico que te ayudará a entender qué les interesa a tus clientes. Google Analytics te indicará el número de visitantes, páginas vistas, fuentes de tráfico, los navegadores utilizados. Un verdadero chollo y sin desembolsar ni un euro.