Una encuesta realizada entre 650 empresas por la agencia de comunicación y marketing, Prensa y Comunicación, destaca que el 72% de las pequeñas y medianas empresas españolas carecen de departamentos y conocimientos dedicados al marketing online para competir en el mercado, ni emplean ninguna estrategia de marketing online.

Hoy en día la batalla por ganar clientes se encuentra en Internet. Las empresas lo saben y ya el 95% de las pymes tienen web. Este es el principal lugar donde los usuarios buscan información, comparan precios, leen opiniones, o resuelven sus dudas antes de consumir. Y es que ya, el 52% de los consumidores afirman consultar la red antes de realizar una compra o decantarse por una marca u otra según Nielsen.

Sorprende que las pymes españolas no cuentan con planes de marketing online y esto les hace perder cerca del 69% de los posibles beneficios. Un plan de marketing ayuda a la consecución de los objetivos de la empresa y define las líneas a seguir para aumentar las ventas.

grafico

El principal motivo de esta carencia es la falta de tiempo y el exceso de información acerca de los temas de marketing que existe en la red. El 85% de las empresas consultadas afirman utilizar las estrategias tradicionales de ventas: el boca a boca, recomendaciones o incluso puerta fría.

Por otro lado, el 45% de las empresas desconocen con exactitud en qué debe consistir un plan de marketing ya que lo entienden como “modas pasajeras”. Tareas como las Redes Sociales o los Newsletters se suelen dejar en manos de los últimos en llegar a las empresas o de gente sin formación o dedicada a otras tareas dentro de la empresa: personal en prácticas, freelance,o los profesionales encargados de las tareas más administrativas son para el 67% de las empresas los responsables de estas áreas de comunicación.

La encuesta realizada por Prensa y Comunicación destaca que sólo el 10% de las pymes han utilizado alguna vez publicidad online: AdWords o en Redes Sociales.

Los consumidores utilizan Internet como principal fuente de consulta ante cualquier duda. Para comer, para resolver dudas sobre el día a día, el hogar, servicios, gimnasios, salud, cómo cocinar, cómo poner más seguridad en casa…Son millones las preguntas que se hacen a Google y sólo los 3 primeros resultados se llevan la visita. Esta nueva forma de uso de Internet debe ser la primera estrategia de las empresas para posicionarse.

De cara a la próxima gran campaña de Navidades, las empresas deberían comenzar desde septiembre a trabajar su estrategia de marketing online, ya que la media de tiempo en que hace efecto dicha estrategia suele ser de unos 3 meses. Lo que tarda Google en posicionar buenos contenidos y marcas. Trabajar la huella digital y la reputación online es clave y lleva su tiempo por lo que cuanto antes se comience mejores resultados se podrán obtener.

Un artículo publicado en Muy Pymes