Una de las grandes ventajas de Linux ofrece a usuarios y empresas es que gran parte del software con el que podemos trabajar en nuestro día a día, además de ser libre, es completamente gratuito. De esta forma muchas empresas que no pueden o no quieren pagar por software de calidad, pueden acceder a aplicaciones que en la mayoría de las ocasiones pueden rivalizar con el mejor software de pago. Ejemplos como LibreOffice, Thunderbird o Krita son sólo algunos ejemplos de que en Linux se puede trabajar con programas de gran calidad sin que nos cueste un euro.

Sin embargo y pese a que la comunidad linuxera es prolífica a la hora de desarrollar software con el que cubrir casi todas las áreas de trabajo, en ocasiones y especialmente en el terreno profesional, los desarrollos gratuitos no llegan a los estándares de calidad que necesitan usuarios avanzados o muchas empresas.

Afortunadamente, también los amantes de distribuciones como Ubuntu oRedHat disponen de soluciones comerciales de pago, que pueden convertirse en grandes alternativas con las que trabajar en aquellas áreas en las que el software gratuito no acaba de convencer. De la mano de Makeuseof, os recomendamos estos programas de Linux por los que sí merece la pena pagar.

Moneydance

Si bien muchos profesionales ya recurren a la nube a la hora de gestionar sus finanzas personales, todavía hay muchos que siguen prefiriendo la comodidad del escritorio. En este terreno la única alternativa sólida que tradicionalmente ha existido en Linux ha sido GnuCash. Si bien sigue cumpliendo en escenarios relativamente sencillos, se queda un tanto corto cuando le queremos pedir algo más, especialmente cuando tenemos que trabajar con varias cuentas, tarjetas, etc.

En este terreno resulta recomendable MoneyDance, una solución de gestión de finanzas multiplataforma, que dispone características interesantes como la integración automática con la oficina on-line de tu banco, generación de informes y estadísticas automatizadas e incluso aplicaciones tanto para iOS como para Android.

MoneyDance cuesta 50 dólares y dispone de un periodo de prueba de 90 días tras el cual, nos devolverán el dinero si no estamos satisfechos con el resultado final.

linux

PDF Studio

Los principales entornos de escritorio de Linux ofrecen de forma integrada, lectores de archivos PDF que en ocasiones, permiten realizar algunas tareas de edición básicas, como por ejemplo añadir comentarios. Sin embargo el usuario o la empresa que necesite un programa de gestión y edición profesional de este tipo de archivos, puede encontrar en Linux una situación un tanto complicada.

Sin soporte oficial por parte de Adobe, existen soluciones libres y gratuitas comoPDFedit para la gestión de documentos o Scribus para el diseño y generación de estos archivos de impresión. Sin embargo ninguna de estas soluciones es tan versátil y completa como PDF Studio, programa que entre otras cosas nos permite:

  • Revisión y comentario de Documentos
  • Escanear directamente a PDF
  • Llenar y Guardar Formularios en PDF
  • Seguridad – Agregar Contraseñas y Permisos
  • Combinar / Extraer Paginas / Separar Documentos
  • Añadir Marcadores, Encabezados y Pie de Páginas
  • Conectar con Google Drive y Sharepoint
  • Crear Formularios PDF
  • Edición de Documentos (Texto, Imágenes y Formas)
  • Proceso de lotes de documentos
  • Gestión de firmas digitales

La versión Pro de PDF Studio tiene un coste de 129 euros y es la mejor alternativa a Adobe Acrobat que podemos encontrar para el sistema operativo del pingüino.

Herramientas multimedia y creativas

Linux es un sistema operativo en el que no faltan herramientas multimedia y de diseño de gran calidad. Gimp, Blender, Audacity o Inkscape son algunas de las que han mostrado su valía incluso en el terreno profesional.

Pese a todo, en determinados nichos profesionales, podemos encontrar más prestaciones y mejores resultados optando por soluciones comerciales de pago. En el terreno del vídeo profesional por ejemplo, la oferta que hasta ahora había en Linux se limitaba a ciertas opciones orientadas al usuario doméstico y no ha sido hasta la llegada de Lightworks cuando los profesionales del vídeo han podido contar con una alternativa sólida y de gran calidad. Si bien el programa puede utilizarse de forma gratuita, si queremos acceder a sus funciones más avanzadas deberemos adquirir una licencia que empieza en los 25 eurosmensuales o 435 euros, si queremos adquirir el programa.

En el terreno del modelado 3D la situación es ligeramente diferente. Existe un gran desarrollo como Blender, pero no es ni sencillo de utilizar, ni fácil de aprender. Su curva de aprendizaje y la falta de soporte lo convierten en uno de los desarrollos más arduos dentro del mundo del software libre. Afortunadamente para muchos, Autodesk ha portado Maya a Linux, programa con el que los creativos del mundo de la animación, están mucho más familiarizados.

Finalmente en el campo de la edición de audio, aunque existe un desarrollo tan interesante como Audacity, flaquea un tanto cuando entra en el campo profesional. En este terreno la alternativa más interesante la encontramos enArdour, solución a la altura de Adobe Audition por la que sólo deberemos pagar un euro.

VMware Workstation Player

Para muchas empresas resulta vital disponer de una máquina virtual con la que acceder a escritorios remotos o virtualizar otro sistema operativo. Desde hace tiempo los usuarios de Linux confían en Virtualbox como método para recrear otros sistemas operativos sin demasiado esfuerzo.

En el caso de las empresas sin embargo, Virtualbox se queda un poco cojo. Para una mayor rendimiento y acceso a opciones avanzadas resulta más recomendable apostar por VMware Workstation Player, una de las soluciones más contrastadas y sólidas del mercado.

Un artículo publicado en Muy Pymes