¿Cómo pueden los “marketeros” llegar con sus mensajes a los millennials? Esta parece ser que se ha convertido en la pregunta con la respuesta más complicada, al menos por el momento. Mucho se habla de los millennials, sus gustos, conciencia social, pasión por la tecnología o sus hábitos de consumo pero lo cierto es que cada día seguimos intentando averiguar cómo captar su atención.

Parece que comenzamos a poder trazar lo que denominaremos como “mapa millennial” con el que podemos orientarnos a la hora de realizar nuestras estrategias e intentar que nuestros mensajes y campañas calen lo más hondo posible en sus jóvenes mentes.

Ahora que hemos dado este paso surge una nueva cuestión: ¿Cómo cambian loshábitos de los millennials a medida que envejecen? Una pregunta que plantea nuevos quebraderos de cabeza para los “marketeros” y para la que (por suerte),Turner tiene una respuesta que va a sorprenderle.

Los hábitos de los millennials no cambian a medida que cumplen años. La empresa de cable se ha asociado con la firma Frank N. Magid para estudiar a los millennials realizando una encuesta entre más de 2.000 hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 39 años.

El estudio revela que a medida que los millennials van cumpliendo años y entran en nuevas etapas de su vida como el matrimonio o la paternidad, no se aprecian cambios en sus hábitos de consumo. Continúan deseando tener capacidad de elección sobre los contenidos que consumen así como el control de los mismos apostando por la comodidad, incluso más que las generaciones anteriores.

Team of creative people taking a break and using computer.

Un pensamiento que no solo es aplicable a los medios de comunicación sino a otras decisiones de consumo.

El estudio destaca que la TV juega un papel fundamental en todas y cada una de las etapas que atraviesan los millennials y no hace falta señalar que estamos ante unos consumidores que no quieren que se les venda.

Por esta razón los mensajes y contenidos que les lancemos deben apelar a sus intereses y estilo de vida por medio de formatos que apuesten por la transparencia y la honestidad. Las marcas tienen que ser capaces de ofrecer experiencias y oportunidades a estos consumidores para que se conviertan en fans a medida que van cumpliendo años desarrollando una férrea lealtad.