En un proyecto de blog y en cualquier otro proyecto web se plantean muchas incógnitas a la hora de tomar decisiones.

Tu blog contiene una gran parte de la información necesaria para resolver esas incógnitas, pero sólo vas a disponer de esa información vital si sabes lo que es la analítica web.

Esta información vale su peso en oro porque te será mucho más fácil acertar con tus decisiones y descubrir grandes oportunidades o detectar graves problemas que pudiera tener tu web y/o negocio.

En definitiva, te sería mucho más fácil conseguir que tu actividad tenga éxito.

Por ejemplo:

  • ¿Están funcionando tus contenidos y tu sitio en general, responden los lectores positivamente?
  • ¿Por qué no está funcionando ese reclamo para que se suscriban a tu lista de correo?
  • ¿Estás consiguiendo visitas de la ciudad en la que tienes tu tienda física que quieres promocionar con tu web?
  • Etc., etc., etc.

La enorme mayoría de los bloggers no son conscientes de la información tan valiosa que podría obtener de su sitio web y sus lectores. Es normal, porque si no sabes qué es la analítica web es imposible de imaginar que puedes conocer cosas como el sexo y edad de tus lectores, su país de procedencia, incluso la ciudad en la que viven, el tiempo que se pasan en tu web, si ya la ha visitado en otra ocasión o son nuevas visitas, dónde hacen clic y mucho más.

Y si te choca ver hasta qué detalle llega la información que podemos obtener de nuestras visitas porque da un poco una sensación de que hay un gran hermano en la red, tranquil@, no es para tanto porque estos datos son desagregados. Es decir, en la analítica web no están vinculados a una identidad concreta, son básicamente estadísticas anónimas.

Las herramientas como Google Analytics proporcionan una información del tipo “de tus 100 visitas de hoy, un 53% son hombres, un 47% mujeres, el 83% viene de España, un 7% de México, …, el 25% de estas personas ya te han visitado anteriormente, las páginas en las que más tiempo permanecen son A, B y C, etc., etc., etc.”.

Como ves, esta información no se refiere a identidades de personas concretas con nombre y apellido, pero es igual de útil para el autor de la web sin esa información.

Y estos ejemplos de información analítica sólo arañan la superficie de lo que se puede hacer. Por eso es una pena que la mayoría de los bloggers se queden en el nivel trivial de las estadísticas simples de visitas y páginas vistas, y se pasa el día viendo esa información que, en realidad, aporta bastante poco.

Lo que importa de tus visitas es su calidad, no la cantidad

No me entiendas mal, no estoy diciendo que la cantidad de tráfico que recibas es irrelevante, no es eso.

Especialmente cuando empiezas con tu web, por supuesto, que es importante que hagas un seguimiento a tus visitas para ver que estás logrando las primeras visitas a tus sitio, que estás consiguiendo que tu tráfico efectivamente vaya creciendo poco a poco, etc.

Lo que estoy diciendo es que llega un momento que esto no es suficiente.

Si tu sitio resulta un éxito y consigues, pongamos, un tráfico de 100.000 visitas al mes, lo importante ya no es si son 100.000 visitas o 50.000, es mucho más importante que esas visitas sean de calidad.

Un ejemplo:

Supongamos que somos amigos de dos bloggers que quieren convertir a su blog en el eje de una actividad que les genere ingresos y que éstos nos cuentan sus logros:

  • El blogger A ha conseguido 20.000 visitas al mes, pero de un perfil muy concreto, con intereses muy afines a los temas en los que quiere trabajar y ofrecer servicios.
  • El blogger B ha conseguido 100.000 visitas al mes, pero ha apostado más por una estrategia de volumen, de ir a por todas con el Nº de visitas, pero sin esforzarse demasiado en definir bien el perfil del lector al que se dirige.

¿Cuál de los dos blogs crees que tiene más potencial para generar ingresos?

Aunque las proporciones puedan parecer exageradas, te aseguro que lo normal es que el blogger A esté mejor posicionado que el blogger B para vender, incluso mucho mejor posicionado.

Como decíamos antes: llegado un momento, lo que importa es la calidad y no la cantidad de las personas que te visitan y ahí entra la analítica web.

Para conseguir lectores de calidad, necesitas esencialmente tres cosas:

  1. Tener claro qué ofreces.
  2. Definir bien cómo es el perfil de las personas a las que te diriges, cuáles son sus características e intereses fundamentales.
  3. Una buena estrategia de contenidos para atraer a los lectores que coincidan con este perfil y en la medida de lo posible fidelizarlos (convertirlos en suscriptores de tu lista de correo).
  4. Herramientas para hacerun seguimiento y comprobar que los tres puntos anteriores los estás haciendo bien.

El punto 4 es donde entra la analítica web. Las herramientas de analítica web son las que te van a proporcionar esta información. Por eso la analítica web un proyecto profesional resulta simple y llanamente imprescindible.

4 Tipos básicos de herramientas de Analítica Web

Como en muchas otras de las disciplinas relacionadas con el blogging, no existe esa herramienta única ideal, que tiene absolutamente toda la funcionalidad deseable relacionada con la analítica web, aunque también hay que decir que entre todas las que hay, Google Analytics se aproxima mucho a ella.

Por eso te voy a presentar 4 herramientas de analítica web (algunas muy simples, otras más avanzadas) que entre las cuatro cubren prácticamente todo lo que necesita un blogger normal, incluso un blogger profesional.

1. Estadísticas de Jetpack (nivel básico)

Estas son las estadísticas de WordPress “de toda la vida”. La herramientas de estadística del plugin Jetpack de Automattic (la empresa propietaria de WordPress) son tan simples que casi ya ni se merecen la etiqueta de “analítica web”.

No obstante, esa sencillez es también lo que a mi juicio las sigue convirtiendo en una de las mejores herramientas para empezar.

Básicamente te proporcionará información sobre el nº de visitas y páginas vistas, nº de visitas de cada contenido y los países de procedencia de esas visitas. Todo esto a lo largo de diferentes periodos de tiempo, una radiografía sencilla y clara de la información estadística básica de tu blog.

2. Google Search Console (nivel medio/avanzado)

La Google Search Console (antes Google Webmaster Tools) es una herramienta gratuita de Google muy diferente a la anterior, centrada como dice su nombre, en todo lo que gira en torno a las búsquedas de Google y tu posicionamiento web.

Es una herramienta mucho más sofisticada que la anterior, con muchísima funcionalidad y una información interesantísima, vital para alguien que quiere de manera profesional.

Para el blogger medio, seguramente lo más relevantes sean éstas funciones:

  • El análisis de búsqueda: Aquí puedes ver cuáles son las palabras clave que te traen visitas a tu web desde las búsquedas de Google. Puedes ver cuáles, son las más importantes, cuántos clics recibes en un periodo de tiempo en cada una, el CTR (tasa de clics recibidos en la página de resultados) de cada una y una infinidad más de información. Información valiosísima que te ayudará mucho a analizar de una manera muy precisa tu posicionamiento web y los resultados de tu trabajo SEO si lo has hecho, y que te permitirá detectar problemas y oportunidades y tomar decisiones al respecto.
  • Los enlaces a tu sitios: Los enlaces recibidos siguen siendo un factor fundamental en el posicionamiento de tu web en los resultados de búsqueda de Google, aquí puedes ver todos los enlaces recibidos.
  • Envío de sitemaps y peticiones de rastreo: Si quieres aparecer en Google, lo primero de lo que te tienes que asegurar es que Google conozca todas tus páginas. Para esto se han inventado los sitemaps (mapa de todas las páginas de tu). Plugins como Yoast SEO los generan y envían automáticamente a Google y así no te causan trabajo. Por otra parte, alguna que otra vez te interesará cerciorarte de que Google indexe cuanto antes una determinada página. Puede ser, por ejemplo, que te interese mucho que una determinada actualización hecha en un contenido tuyo sea visible cuando antes (por haberle cambiado el título, etc.). Para eso puedes pedir a Google directamente que te rastree una determinada URL. Así en cuestión de pocas horas, esta entrada estará actualizada en el buscador.
  • Errores: Puede haber errores que te perjudiquen gravemente ante Google. Por ejemplo, un fichero robots.txt mal configurado puede hacer que Google no indexe un gran parte de tu web por un simple error de configuración. En muchas ocasiones, si Google detecta un problema así, te avisará mediante mensajes en tu cuenta de la Search Console.
  • Penalizaciones: Esperemos que no te pase nunca y si no haces cosas raras, es altamente improbable que esto suceda. Pero si por algún motivo, Google te penaliza y te “corta el grifo” en sus resultados, a través de la Search Console te van a avisar (aunque no siempre), y la vas a necesitar para analizar qué puede estar pasando, por qué y cómo resolverlo.

3. Google Analytics (nivel medio/avanzado/experto)

Google Analytics es otra herramienta gratuita y la referencia para muchos en lo que se refiere a analítica web. Cuando veas un experto hablando de analítica web, casi siempre verás Google Analytics como herramienta usada en sus ejemplos.

En resumen, podemos decir que es una herramienta que trata información estadística de tus visitas, pero que profundiza infinitamente más que el módulo de estadísticas de Jetpack antes mencionado.

Es una herramienta muy sofisticada, orientada a un uso profesional, aunque, como siempre, con un poco de ganas, la formación adecuada y tiempo, un no-profesional también puede aprender a manejarla.

Aquí te dejo un webinar de Jimdo apto para novatos en el que podrás ver muy bien cómo se trabaja con esta herramienta:

La información que se puede sacar de Google Analytics es increiblemente amplia y detallada. Aquí solamente puedo dar unas pequeñísimas pinceladas para las cuales me remito simplemente de nuevo al ejemplo de arriba de cómo responden tus lectores a tu web.

En este caso, por ejemplo, aparte de la información básica de visitas, páginas vistas, etc. la tasa de rebote (qué % de lectores abandonan el sitio prematuramente), la tasa media de permanencia en el sitio y la tasa de visitas recurrentes (lectores que ya han visitado el sitio previamente) serían indicadores interesantes de Google Analytics. Todos ellos son indicios de si estamos consiguiendo despertar realmente el interés los lectores o no.

Es obvio que, por ejemplo, una tasa de rebote baja y una estancia media larga refleja un interés general grande del público ya que, una vez que ha llegado, se ve que se queda a leer y no abandona el sitio inmediatamente. Un indicador muy claro de que vamos en la buena dirección con la calidad de los contenidos y la definición temática del blog.

Por otra parte, una tasa alta de visitas recurrentes es un indicador que estamos logrando ir aún más allá porque indica que estamos consiguiendo retener a los lectores, vuelven repetidas veces al blog. En esta situación, seguramente sea relativamente fácil captar un buen nº de altas en nuestra lista de correo.

Esto me lleva a otro ejemplo: medir tasas de conversión. Es decir, siguiendo con el ejemplo, podríamos medir, por ejemplo, la tasa de conversión de nuestra lista de correo (el % de personas que se suscriben en relación a las personas que visitan la web).

Aunque en este caso, la tasa de conversión no sería solamente producto de la fidelización que estamos consiguiendo, sino también de la eficacia de las llamadas a la acción para suscribirse (los cuadros para el alta).

Así, podríamos experimentar, por ejemplo, con diferentes llamadas a la acción: diferentes textos, diferentes colores de botones, diferentes reclamos (“lead magnets”) para suscribirse, etc. Podríamos saber cuáles son las páginas que mejor convierten para potenciarlas, para intentar aislar los factores de éxito en estas páginas, trasladarlos a otras páginas que funcionan peor, etc.

Los expertos de estos temas como Clay Collins de LeadPages dan testimonios espectaculares del impacto que pueden tener estos cambios. Ha habido casos en los que las conversiones en una web han mejorado en más del 1000% tras una cadena de pruebas y cambios.

¿Te das cuenta de lo potente que es esto para optimizar tu web?

En fin, lo voy a dejar aquí porque no se trata de hacer hoy un tutorial de Google Analytics, sino simplemente de darte una primera visión del potencial al que accedes con esta herramienta y por qué es tan importante que empieces a utilizarla cuando empieces a tener un cierto nivel de tráfico en tu web.

Y créeme: apenas he rascado un poco la superficie del tema con mis ejemplos…

4. Heatmaps (nivel medio/avanzado/experto)

El último tipo de herramienta de la que te quiero hablar para que sepas, al menos, que existe, son los mapas de calor, los “heat maps”.

Estas herramientas analizan el comportamiento de los usuarios en las páginas de tu sitio. Puedes ver cosas como, por ejemplo, dónde se concentra la atención de los usuarios en los primeros 5 segundos de su visitas o cuales con las zonas que más clics reciben.

Esto permite ver, por ejemplo, si las llamadas a la acción están funcionando, pero desde una perspectiva diferente al factor de las tasas de conversión, desde la perspectiva de si están en una zona óptima de la página y están captando realmente la atención del usuario como me gustaría.

Son famosos, por ejemplo, los ejemplos en los que se usan fotos de personas y cómo la dirección en la miran esas personas cambia radicalmente la tasa de clics. En pruebas con la misma foto, pero mirando una vez a un sitio arbitrario y mirando otra vez en la dirección del botón en el que se quiere obtener el ‘clic’ se puede ver una y otra vez como la tasa de clics aumenta espectacularmente con la persona mirando hacia el botón.

Heatmap que demuestra que el bebé con su mirada está atrae la atención y con ello clics en la zona a la que mira.

En este caso, lo malo es que las herramientas buenas son casi todas de pago. Google Analytics ofrece también una herramienta parecido (“In-Page Analytics”), pero los expertos no la suelen recomendar, lo que se suele recomendar son herramientas especializadas como CrazyEgg, ClickTale, Hotjar o Mouseflow, todas ellas de pago.

Entre las pocas herramientas gratuitas bien valoradas que he podido encontrar, se encuentra, por ejemplo el plugin Heatmaps for WordPress – Realtime analysis, aunque te advierto que no lo he podido probar aún a fondo.

En cualquier caso, te quiero recomendar también un post que profundiza más en este tema:

Cómo disparar tus conversiones con un Heatmap y Pruebas A/B

Concluyendo

Con este post he querido darte una visión con perspectiva de pájaro desde unos cuantos cientos de metros de altura de lo que es la analítica web. Si no conocías ya lo que es la analítica web, te debería permitir perfectamente entender por qué es tan importante si quieres trabajar como un profesional y el gran valor que te aporta.

¿Cuándo necesitas cada una de estas herramientas? Depende… Cada web es diferente y tiene nesidades diferentes. Lo importante es que sepas que existen, aquieras poco a poco una visión de lo que es capaz de hacer cada una y empieces a cubrir lo básico, cosas como los ejemplos que he puesto en el post.

Ahora bien, como orientación general, deberías hacer, al menos, una labor básica con Google Analytics y la Search Console.

A partir de aquí serás tú mismo, o bien un profesional contratado, quien lo tiene que analizar y decidir por dónde seguir profundizando.

En cualquier caso, no te agobies yendo corriendo a implementar todas estas herramientas. No tiene sentido, la analítica web es un campo grande y hay que asumir que no se aprende a manejar en dos día.

Con este post he prentendido simplemente darte un mapa a partir del cualquier empezar a trabajar con un poco de orden y lógica.

Yo mismo, por ejemplo, con un blog que ya tiene más de cuatro años, aún no he trabajado con heatmaps, tampoco tenía mucho sentido hacerlo sobre un diseño web que estaba previsto desde hace tiempo cambiar a fondo y es ahora, con el nuevo diseño de nuestra web, cuando retomaremos el tema cuando la agenda nos lo permita.

Un artículo escrito por Berto Lopez