Silicon Valley, hoy cuna de la innovación tecnológica, es un escenario en el que los creadores de pequeñas startups decidieron quedarse para desarrollar, potenciar y catapultar sus proyectos y hacer de estos apuestas exitosas. De los proyectos incubadora e iniciativas para emprendedores, Sand Hill Projects es el gran desconocido.

Suman Prasad es uno de ellos. Desde 2012, viene trabajando con varias empresas de capital de riesgo, en busca de identificar nuevas empresas, las denominadas en la jerga ‘rocketship’ antes de que experimenten su verdadero despegue, ayudándolas a ingresar a la máquina de Google. También las ayudan a desarrollar aplicaciones para móviles Android, las enganchan al pago de Android y les dan acceso a un sinnúmero de servicios de Google, informa la revista Wired.

Prasad, que inició este proyecto de incubadora durante el programa ‘20 por ciento de tu tiempo‘ que Google otorga a sus empleados para trabajar en proyectos personales, es ahora presidente de empresas de capital de riesgo (ventura capital, por su denominación en inglés) y será el presidente del Proyecto Sand Hill, con el que los de Mountain View quieren beneficiar a 100 startups en Estados Unidos y cerca de 30 en el extranjero, en lugares como Israel, India y China.

Hasta el momento, once startups vinculadas al Proyecto Sand Hill se han convertido en ‘unicornios‘ gracias a las inversiones recibidas que superan los mil millones de dólares, es el caso de conocidas empresas como Eventbrite, Houzz y Lyft. Alrededor de la mitad de las empresas participantes han pasado a recaudar un adicional de 7.500 millones de dólares en fondos.

Google, cuenta además con su propio brazo de capital de riesgo a través de GV, busca estar a la vanguardia de los movimientos tecnológicos. Un proyecto que busca incentivar startups internas, como Google Fit, Android Wear y Google Play, entre otras.

La compañía ve una gran oportunidad de crecimiento en lugares como India o China, asociándose con empresas originarias de esos países. De acuerdo con Mike Lee, CEO de la compañía, también se deberá tener un acceso temprano a las nuevas herramientas para desarrolladores y consejos sobre cómo optimizar los anuncios de Google.

En definitiva, para Alphabet, matriz dentro de la cual se encuentra Google desde el pasado 2015, abre con Sand Hill un camino a la adquisición estratégica de stratups, además de asegurar la continuidad de empresas y servicios dentro del perfil de las tecnologías pilares de Google como Android y Maps.

Andrea Ramos León