El índice de conversión de una página web es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta dentro de las métricas del marketing online. Gracias a este detalle podemos saber qué clientes son los que se han interesado en nuestro producto y si finalmente han adquirido éste.

Si trasladamos el término conversión hasta un e-commerce, sabremos que éste aparece cuando hay una “venta” y es que las tiendas online como tal tienen la misión de dar salida a los productos que aquí se exponen lo antes posible y a un público amplio que en ocasiones, según el tipo de promoción que estemos haciendo, traspasa las fronteras.

¿Cuál ha sido la influencia del m-commerce en las conversiones?

mobile-commerce

Todos sabemos que un ecommerce está catalogado como un espacio virtual a través del que vendemos nuestros productos a aquellos que se conectan desde su ordenador. Sin embargo, el uso de los smartphones o dispositivos móviles diversos está creciendo con tanta rapidez que hemos tenido que apostar por otras iniciativas.

El término m-commerce hace referencia al medio a través del cual el usuario compra pero con el uso de su teléfono móvil es decir, cualquier artículo que esté buscando o le guste podrá adquirirlo desde un dispositivo adaptado siempre que la página web en cuestión tenga esta facilidad para el Smartphone.

Gracias a esta nueva modalidad el usuario podrá hacer su compra sin problema alguno y sin importar el lugar en el que se encuentre en ese momento. No tener que esperar a llegar a casa para hacerte con un producto y disponer de la tranquilidad de comprar en cualquier parte son dos cosas que motivan mucho al cliente a la hora de llevar a cabo el proceso final de compra.

¿Cómo puedo levantar mi índice de conversión con el m-commerce?

A decir verdad, no importa que estemos haciendo uso de un ordenador personal o de un teléfono móvil para la compra de nuestros productos, ya que en ambos debemos pensar en la estrategia que mejor nos va para que las ventas aumenten y nosotros obtengamos grandes beneficios.

Identificar la meta de conversión es una garantía completa para saber qué es lo que estamos haciendo mal. Es importante anotar que ésta no tiene que estar relacionada siempre con las ventas sino que también nos sirve para saber la cantidad de veces que alguien ha leído un artículo o cuántas descargas ha tenido un e-book.

Generar contenido de confianza es otra de las formas de hacer conversiones mucho más rápidamente. Y es que cuando consigues un vínculo con la persona que te lee, es mucho más sencillo que este finalice el proceso con independencia del país en el que se encuentren.

Hacer conversiones no es algo sencillo, por tanto, implementando la modalidad de m-commerce y repasando un poco la estrategia que has tenido durante todo este tiempo, seguramente des un paso más en el reto de mejorar tus ventas online.

Fuente: http://viviralmaximo.net/