Los millennials han convertido los smartphones en todo un símbolo de su generación. A pesar de que el móvil cada vez está saltando más a generaciones superiores, lo cierto es que son estos, los más jóvenes los que están desarrollando las mayores capacidades.

En algunos aspectos como es el caso de las redes sociales, los smartphones ya superan en uso a los ordenadores convirtiéndose sus terminales en el epicentro de sus vidas digitales. Pero lo cierto es que la importancia que representa el teléfono móvil entre los más jóvenes no es igual en todas las actividades que realizan que en el mundo digital.

Tal y como revela el último informe elaborado por eMarketer, “Millennials and Their Smartphones: How Many Have Them and What They Do with Them”. Cada vez es más habitual ver a los millennials con su teléfono en la mano para navegar a través de las tiendas e incluso investigar sobre las mismas antes de decidir sus compras. De este informe se desprende que los más jóvenes han integrado el smartphone en algunos aspectos de sus compras mientras que en otros, hasta el momento, lo han relegado completamente.
Es de esperar que, debido al apego que los millennials tienen a sus teléfonos móviles, que estos se convirtiesen en un revulsivo que revolucionase la forma de entender las compras de estos pero lo cierto es que no ha sido del todo así. Una encuesta realizada por Penn Schoen Berland para Telefónica ha revelado que sólo el 37% de los estadounidenses con edades comprendidas entre los 18 y los 34 años afirma que la tecnología móvil ha cambiado significativamente su forma de realizar las compras.
Cierto es y no se puede negar, que son muchos de estos millennials los que están utilizando sus smartphones para comprar pero no se ha convertido en una práctica estandarizada. En septiembre de 2014, Annalect elaboró una encuesta para eMarketer sobre usos del teléfono móvil arrojando entre sus resultados que el 40% de los usuarios con edades comprendidas entre los 19 y los 33 años utilizaba sus smartphones para hacer una compra real frente al 65% que afirmaba hacerlo a través del ordenador.
Esta encuesta apunta además a que dos terceras partes de los millennials utilizan sus smartphones para ahorrar dinero en sus compras. La investigación ha revelado además que el 82% de los millennials utiliza un dispositivo móvil cuando se encuentra comprando.