Según una encuesta de Yes Lifecycle Marketing realizada en octubre de 2016, se prevé que los vendedores minoristas centren su inversión en el email marketing para lograr sus objetivos.

Los resultados de la encuesta muestran que los principales objetivos para los vendedores de todo el mundo son incrementar las ventas – objetivo fijo -, mejorar la participación del cliente y mejorar la captación de éstos.

Para cerrar el año habiendo conseguido estos objetivos, darán más prioridad al email – el 68% de ellos – y a las redes sociales – 54% -.

Alrededor de 4 de cada 10 vendedores dicen que implementarán este año iniciativas en nuevos canales – los citados anteriormente – y herramientas de prueba para los canales y contenidos, mientras que alrededor de un tercio dicen que buscarán implementar los datos de sus consumidores de manera inteligente, entre los que se encuentran sus comportamientos, optimizando e integrando la mejor oferta para ellos de manera automática.

La mayoría de los minoristas ya están usando tácticas tales como botones de redes sociales para compartir sus contenidos, así como vídeo para generar engagement.

También planean utilizar otras tácticas de marketing como ofertas dinámicas y contenido generado por los propios usuarios, aunque se implementarán en menor medida que las anteriores.

En definitiva, se puede observar que las estrategias de marketing vienen con un carácter más tecnológico que nunca, definida por una personalidad más arriesgada por parte de los anunciantes en comparación con años atrás. El uso de sensores beacon, realidad virtual o realidad aumentada son solo algunas de las nuevas técnicas que irán tomando protagonismo próximamente en un porcentaje mayor de las marcas.

Un artículo publicado en Marketing Directo