La audiencia del siglo XXI ha crecido en un contexto dominado por los productos digitales. Las personas menores de 35 años presentan unas líneas de comportamiento muy específicas que dan pistas a los medios de comunicación sobre sus preferencias a la hora de aproximarse a las informaciones. Smartphones, redes sociales y vídeos, entre otras, son las claves.
Conocer las pautas de comportamiento de la audiencia significa poder ofrecerle en todo momento lo que ella demanda, ajustando el plan de trabajo y cualquier estrategia a la consecución de este fin.
La web “The Media Briefing” ha realizado un estudio sobre los hábitos de comunicación de los consumidores menores de 35 años. Estos usuarios son en su mayoría nativos digitales y ni los más mayores recuerdan el tiempo en el que Internet no formaba parte de sus vidas.
El dato clave de este estudio, que da una idea de por dónde se mueven los consumidores más jóvenes, es que el 77% de las personas de entre 16 y 24 años tiene un smartphone. Esto es un 50% más que la población en su conjunto. Además, están empezando a utilizar las tabletas que sus padres tienen en casa prácticamente a diario.

Estos apuntes son importantes porque tienen un efecto directo sobre los medios de comunicación. Aunque sólo el 60% de los jóvenes hasta 24 años reconoce tener interés por las noticias, es importante saber de qué manera se aproximan a ellas para poder atraer a una audiencia mayor.
Lo que parece claro es que no lo hacen desde soportes impresos. Hay un 29% de menores de 24 años que ni han tocado un periódico en papel en el último año, cifra que se reduce al 17% hasta los 34 años. Pero tampoco su fuente de noticias principal es la televisión, sólo para el 28%, frente a la web, elegida por el doble de jóvenes.
Un dato curioso de este estudio es que en la era del “todo gratis”, son las personas de 25 a 34 años los más propensos a pagar por leer noticias en una web. En la práctica, tan sólo lo ha hecho el 7%, pero en sectores de edad más avanzados se reduce hasta un 4% y 1%. Este cambio de mentalidad puede ser un filón a explotar por los medios y un motivo de esperanza si consiguen convencer a esta audiencia para que finalmente apueste por ellos.
En cuanto a las redes sociales, y frente a la opinión generalizada de que es un terreno copado por los más jóvenes, el informe señala que la edad media de un usuario de Facebook en Reino Unido se sitúa en 37’5 años y en 33’8 los de Twitter. Eso sí, los menores de 34 años pasan más tiempo conectados a ellas, unas 3’8 horas de media al día. En EE.UU., un tercio de los menores de 30 años lee las noticias en una red social, el 34% accede a ellas a través de la televisión y sólo el 13% desde un medio impreso.
Cualquier medio que pretenda atraer la atención de esta audiencia en los próximos años tiene, por lo tanto, que pensar en dispositivos móviles, redes sociales…y vídeos. El porcentaje de consumo de vídeos online se dispara entre los 18 y 24 años, llegando a alcanzar el 91%. La generación de la televisión ha dado paso a la del vídeo en línea, reemplazando un medio por otro en tan sólo dos años. Google señala que los jóvenes pasan el doble de tiempo viendo vídeos en Internet que frente al televisor y las diferencias siguen aumentando. Su medio favorito es Youtube, el rey del formato corto.