Los ingresos de los juegos móviles en Estados Unidos -que incluye tanto las descargas como las compras integradas en las aplicaciones- crecerán un 16,5% en 2015 hasta los 3.040 millones de dólares, de acuerdo a las últimas estimaciones de eMarketer. Según estos datos, los juegos móviles representarán el 30,9% del mercado de contenido móvil en Estados Unidos en 2015, frente al 29,3% de 2014.
Las compras integradas en las aplicaciones están impulsando el aumento de los ingresos de juegos para móviles en Estados Unidos, en parte debido a lacreciente popularidad de los modelos “freemium” entre los desarrolladores de apps. Este año, los ingresos de compras integradas en aplicaciones de juegos móviles llegarán a un total de 1.820 millones de dólares, o lo que es lo mismo, el 59,8% de todos los ingresos de juegos para móviles, con un aumento de casi 2.000 millones y una cuota de mercado de juegos para móviles de 60,1%.

En general, los ingresos de contenido móvil en Estados Unidos -que incluye las compras de bienes móviles como libros electrónicos, juegos, vídeos y música, pero excluyen los ingresos por publicidad y por suscripciones a servicios- totalizarán 9.820 millones de dólares en 2015, lo que supone un aumento del 10,3% respecto a 2014. El año que viene, los ingresos de contenido móvil aumentarán otro 6,3%, llegando a los 10.440 millones de dólares, lo que representa el 10,6% de todos los ingresos al por menor en los smartphones y tablets en Estados Unidos.
Por su parte, las ventas de libros electrónicos alcanzarán a los 4.250 millones de dólares en 2015, lo que representa el 43,3% de los ingresos por descargas móviles y por compras integradas en aplicaciones en 2015. Mientras que los ebooks mantendrán la mayor parte de los ingresos de contenido móvil de acuerdo a las previsiones de eMarketer, el crecimiento se ha ralentizado. Las descargas de música están también perdiendo cuota en el mercado de contenido móvil, ya que sus ingresos se han visto especialmente afectados por el aumento de los servicios de suscripción y streaming. Los ingresos por descarga de vídeo siguen creciendo, y se espera que aumenten un 13,8% este año, pero también pueden ver una caída en los servicios de suscripción y streaming a lo largo del tiempo.