Para abrir tu propia tienda online hay 5 diferentes factores a tener en cuenta que jamás debes dejar de lado para que tu negocio online despegue con éxito.

Tienes un producto, o varios, para el que el mundo online sería la mejor solución de negocio. No obstante, para abrir tu propia tienda online hay diferentes factores a tener en cuenta que jamás debes dejar de lado.

Presta atención a estos pasos que siempre habrás de seguir para que tu negocio online despegue en poco tiempo con éxito.

1. Compra un dominio para tu tienda

Es más común de lo que crees que, se escoja un nombre para la tienda y, al intentar comprarlo como dominio, no esté disponible. Puedes hacer modificaciones o usar el eslogan como dominio, pero ello complicará todavía más la búsqueda de tu negocio online.

Por ello, a la par que gastas todo tu ingenio en crear un nombre original, debes comprobar que esté disponible como dominio. De hecho, es más importante que la url corresponda con la tienda que no su nomenclatura legal.

Para la elección del dominio, lo mejor es que sea fácil de recordar, corto y algo descriptivo de los servicios que se ofrecen en la página. Si se incluyen palabras claves en la metadescripción ya tendrás mucho ganado para posicionar tu tienda.

2. Escoge el hosting que quieres

Hay empresas de hosting con una gran variedad de precios y tarifas que pueden resultar muy llamativas. No obstante, escoger el hosting es una parte importante de la creación de tu tienda, por lo que no puedes depender únicamente de las ofertas más baratas.

Busca siempre calidad y garantía, puesto que del hosting dependerá la velocidad de carga, el espacio de almacenamiento o la facilidad o no para las caídas de la web. Con una empresa de confianza tendrás servicio de atención las 24 horas y evitarás muchos problemas de funcionamiento.

3. Elige CMS de tu tienda

Gracias al auge de los negocios en Internet, las plataformas de CMS también han evolucionado para ofrecer servicios más completos, fiables y, sobre todo, gratuitos.

Las plataformas de CMS son aquellas que sirven para la creación y mantenimiento de tu tienda de forma que no tengas que ser un experto programador para que todo funcione perfectamente. No obstante, en todas estas plataformas puedes ampliar sus funcionalidades tanto como quieras o como sepas de su sistema.

Nuestra recomendación es que crees tu propia tienda con Prestashop dado que es muy sencillo su funcionamiento y tiene buenos resultados en el posicionamiento online en buscadores. La variedad de plantillas con las que cuenta y la posibilidad de retocarlas aumenta todavía más la confianza en él.

4. Personaliza la plantilla

Una vez que has encontrado tu sistema CMS favorito, sólo has de escoger la plantilla que mejor se adapte a tu producto o a los visitantes que lleguen hasta la página.

Puedes escoger plantillas gratuitas o de pago, pero lo importante es que se personalicen con imágenes, menús o textos que sólo sean propios de tu tienda. Ello mejorará la valoración que los posibles clientes hagan de la web y será reconocido por Google dando más valor a tu posición en las búsquedas.

5. Crea los detalles

Una vez que has cumplido con los pasos anteriores y has personalizado al máximo la plantilla para no encontrar una tienda igual, es importante que vuelvas a hacer un repaso por los detalles. Marcan la diferencia con la competencia y añade un valor especial para el usuario.

Con los detalles nos referimos a hacer especiales los textos de cada producto, a crear un blog de contenido interesante para el consumidor o a añadir todos los tipos de pago posibles para los clientes. El sistema de compra es fundamental para tu tienda.

¿Has seguido estos pasos en tu negocio? Comprueba si tienes claro el proceso para poner en marcha todas las posibilidades que hay en el entorno online. El éxito de tu negocio depende de ello.

Un artículo publicado en Bloguisimo